Advierten. “Lo que sigue para ellos es el hambre”. Cuartoscuro
Organizaciones coincidieron en describir un desolador y acuciante panorama continental por los efectos del virus en la alimentación

CDMX.- Con un “alarmante aumento” de más de 3 millones de personas atrapadas en la inseguridad alimentaria por el impacto paralelo del coronavirus, América Latina y El Caribe caerán en 2020 en un conflicto humanitario sin precedentes y en incesante deterioro con unos 16 millones de seres humanos azotados por una “creciente ola” de hambre o malnutrición.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que pertenece al sistema de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que pertenece a los mecanismos de la ONU, coincidieron en describir un desolador y acuciante panorama continental por los efectos del virus en la alimentación.

“Lo que sigue para ellos es el hambre”, advirtió el peruano Miguel Barreto, director regional para América Latina y El Caribe del PMA, al exponer que “estamos preocupados” por un escenario al que millones de latinoamericanos se enfrentarán porque la pandemia los dejará o ya los dejó “sin trabajo e ingresos suficientes”.