Archivo
La población de esta localidad teme que este brote de hepatitis se amplíe a otras comunidades de la zona.

PARRAS.- Habitantes de una comunidad rural ubicada sobre la carretera Saltillo-Torreón alertaron por un brote de hepatitis infantil en la zona.

Alfredo Ríos, profesor de la escuela Justo Sierra, que se ubica en esta comunidad, señaló que ayer un niño de 10 años fue diagnosticado con esta enfermedad, con lo que se suma a otros 10 casos. 

El docente informó que esta situación ya lo comunicaron a las secretarías de Salud y de Educación, sin embargo, no habían recibido la atención que esperarían. 

Norma Angélica, una mujer que encabeza la Sociedad de Padres de Familia de la escuela,  dijo que tuvieron que acudir a Saltillo para solicitar el apoyo de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) por lo que ya se han manifestado afuera de las oficinas de la Secretaria de Salud del Estado.

Tras la protesta, la oficina estatal envió un epidemiólogo, así como siete vacunas, además de realizar fumigaciones; sin embargo, tanto maestros como padres de familia consideraron insuficientes las acciones. 

La población de esta localidad teme que este brote de hepatitis se amplíe a otras comunidades de la zona.

EL DATO:
> De febrero a la fecha se han reportado al menos 11 casos, tan sólo en el ejido Piedra Blanca.