ARCHIVO
Sólo una juez en Saltillo, tomó la determinación de decretar las convivencias por medio de videollamadas

La falta de capacitación de algunos jueces en el tema de la pandemia de COVID-19, los ha llevado a tomar decisiones que afectan principalmente a niños en los temas de convivencia, además que siguen los contagios dentro de las oficinas porque no obligan al personal a seguir los protocolos de sanidad, explicó Wendy Pedroza Valdés, consejera del Foro Profesional de Abogados de Saltillo.

En cuestión de convivencia entre padres e hijos, los jueces están omitiendo la seguridad de los menores a no dictar medidas sanitarias o restrictivas, poniendo en riesgo la salud de los niños, explicó la abogada.

Y CITA EJEMPLO

En uno de los casos, explicó, se trata de una pareja de enfermeros, ella está en un área COVID-19 y él en área no COVID-19, están separados, y un juez decretó devolver al menor al hogar de la madre, quien está más expuesta al contagio.

Explicó que en el caso de la madre del menor labora en el Seguro Social en área Covid-19, pero además está laborando turnos extras, y esto no fue tomado en cuenta por el juez a la hora de enviar al menor a su casa.

De los casos que tiene conocimiento, sólo una juez en Saltillo, tomó la determinación de decretar las convivencias por medio de videollamadas, pero otros jueces están permitiendo la reunión de padres con hijos sin prevención de contagio.

Además, explicó la consejera del Foro Profesional de Abogados, en las instalaciones de los juzgados no se respeta por completo la sana distancia y los protocolos de sanidad, y esto ha provocado que enfermen abogados, funcionarios del Poder Judicial de Coahuila como actuarios y secretarias.