El presidente señaló que se debe de promover la resolución de las demandas a través del diálogo entre los grupos inconformes y las autoridades educativas sin caer en la violencia

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, pidió este miércoles evitar "los paros injustificados" en algunas escuelas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y sugirió que detrás de esas medidas pueden estar intereses privados.

"Nosotros vamos a ser respetuosos de la Universidad, pero sí estamos al pendiente. No debe haber manipulación política porque ayer en las redes se hablaba de un llamado a un paro total y no se sabía quién lo convocaba (...) Que se escuchen los planteamientos y se busque una solución a los problemas, pero siento que hay 'mano negra'", comentó.

El mandatario dijo que era bueno exponer ese tema en su 'mañanera' para que quienes "mueven la cuna" sepan que el Gobierno está analizando el asunto. López Obrador hizo un llamado al diálogo entre ambas partes para que no se afecten a los estudiantes, quienes son los que más resienten estos paros.

"No hay una esfera que permita que un movimiento sin causa pare o impida el funcionamiento de la UNAM. Desde luego hay grupos inconformes, hay que atenderlos hay que dialogar, pero no es un movimiento colectivo mayoritario", abundó.

La Preparatoria 9 llegó el martes a 84 días de paro de actividades. Por otra parte, personas encapuchadas trataron ese mismo día de tomar las instalaciones de la Facultad de Derecho de la máxima casa de estudios.

Raúl Contreras, director de la facultad, explicó que aunque en esa escuela “no hay un pliego petitorio” de los alumnos ni amenazas de paro, un grupo externo de encapuchados pretendió tomar por la fuerza las instalaciones.

Agregó que “fuerzas externas quieren paralizar a la Universidad”.

Después de ya casi tres meses de paros y cierres de diversos planteles de UNAM –iniciaron el 19 de noviembre–, el secretario General de la institución, Leonardo Lomelí, admitió que en las movilizaciones y tomas de escuelas “hay grupos externos que no se sabe a qué intereses obedecen”.

“Hay una lucha legítima contra la violencia de género, pero que se mezcla con otros grupos con intereses ajenos a la UNAM”, reconoció.

El martes en la tarde, un grupo de 40 encapuchados irrumpió en una marcha contra la violencia de género en la UNAM para vandalizar, durante más de una hora, el edificio de Rectoría, en Ciudad Universitaria.

Al respecto, la máxima casa de estudios señaló, en un comunicado, que estos grupos violentos intentan paralizar sus actividades amparos en la legitimidad de otro tipo de exigencias.

"La Universidad no puede aceptar, en modo alguno, el maltrato y la agresión contra sus profesores y profesoras, ni contra las alumnas y los alumnos que no comparten los métodos de las personas embozadas. En las escuelas existen amplias mayorías que quieren continuar con sus clases, que desean mantener las aulas y los planteles abiertos".

Miguel Sagnelli

Editor Web de secciones Coahuila, México e Internacional. Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación europeos y nacionales. Tanto en redacción, producción y docencia de los mismos.