Foto: Archivo
Peña Nieto ofrece a ambos una migración segura, regular y ordenada

Los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y Honduras, Juan Orlando Hernández, denunciaron ayer motivaciones políticas en la caravana que busca llegar a Estados Unidos, mientras su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, se comprometió con ambos a promover una migración segura, regular y ordenada.

Quiero lamentar profundamente el abuso de la necesidad de las personas, todo tiene un límite y no es posible que por razones políticas se utilice la desgracia del ser humano para sacarle provecho, dijo Hernández en rueda de prensa junto a Morales.

Los gobernantes se reunieron en la sede de la Fuerza Aérea Guatemalteca, en la capital de ese país, para analizar la crisis que causó la avalancha migratoria que salió el sábado 13 de San Pedro Sula, norte de Honduras.

El éxodo, cuyos integrantes fueron contenidos durante un enfrentamiento en el cual se lanzaron gases lacrimógenos, ha sido fuertemente criticado por el presidente estadunidense, Donald Trump, quien ha amenazado a Guatemala, Honduras y El Salvador con quitarles ayuda financiera si no contienen la ola migratoria.

Foto: Archivo

De acuerdo con el presidente hondureño, esta migración no tiene precedente por las motivaciones que provocaron que varias de las personas que están en ruta hayan tomado la decisión de participar.

Tenemos necesidades, sin duda que hay que hacer mucho para que nuestra gente tenga la oportunidad en sus comunidades, agregó.

Morales secundó a Hernández al afirmar que la caravana tiene ­motivaciones políticas o por lo que se pretenda están aprovechando para violentar las fronteras, la ­buena fe de los estados y, por supuesto, poner en riesgo lo más importante: a las personas. Ante este engaño, dijo a su vez el hondureño, muchos de los integrantes de la caravana se arrepintieron y unas 2 mil personas han retornado a su país, mientras otras 486 van en ruta.

Por su parte, el presidente Peña Nieto se comunicó por teléfono con Morales y Hernández, en una llamada en que los tres mandatarios se comprometieron a resolver la situación en la frontera en un marco de pleno respeto a los derechos de los migrantes y de pleno ejercicio de la soberanía de cada país.

Foto: Especial

El comunicado de prensa del Ejecutivo mexicano indica que se honrarán los compromisos del Pacto Global por la Migración, en el sentido de promover en todo momento una migración segura, regular y ordenada.

Peña reiteró que quien desee ingresar a México puede hacerlo, siempre que cuente con los documentos de viaje y la visa correspondiente. Los migrantes pueden solicitar, de manera individual, el reconocimiento como refugiado, en un proceso donde se ha solicitado el apoyo de la ONU para asistir en la atención a los migrantes, destacó.