Autoridades contemplan un endurecimiento del toque de queda impuesto a más de dos tercios de la población francesa. ESPECIAL
La incidencia de contagios en siete días ha subido hasta 314.7 por cada 100 mil habitantes. Se ha superado el umbral de los 500 en seis departamentos del centenar que hay en Francia

PARÍS, FRA.- Francia batió ayer el récord de contagios en 24 horas por tercer día consecutivo, con 45 mil 422, con lo que el número de casos registrados desde el comienzo de la pandemia se acerca a 1.1 millones, anunció la agencia de salud.

El incremento fue muy significativo con respecto al viernes, cuando se habían notificado 42 mil 32 contagios, lo que pone en evidencia una vez más la escalada constatada en las últimas semanas.

El número de muertos, en cualquier caso, se redujo a 138, frente a los 298 que había comunicado Salud Pública de Francia el viernes.

La incidencia de contagios en siete días ha subido hasta 314.7 por cada 100 mil habitantes. Se ha superado el umbral de los 500 en seis departamentos del centenar que hay en Francia.

En la actualidad 15 mil 637 personas están hospitalizadas por COVID-19 en Francia y 2 mil 491 en las ucis. Son cifras netamente inferiores a los más de 32 mil hospitalizados y casi 7 mil 150 en las ucis a que se llegó en abril durante la primera ola, pero el incremento ha sido muy fuerte desde finales de septiembre.

Ayer se ha extendió el toque de queda en total a 54 departamentos del país en los que viven 46 millones de personas, más de dos tercios de la población francesa. En la región de París y en otras ocho áreas urbanas esa medida de confinamiento nocturno (entre las 21:00 y las 6:00 horas) lleva ya en vigor desde hace una semana y las autoridades contemplan un endurecimiento del dispositivo.