Los hechos ocurrieron cuando García Luna realizaba un viaje en carretera por Tepoztlán, Morelos, cuando fue interceptado por un grupo de hombres fuertemente armados

Escoltado por dos docenas de elementos, Genaro García Luna llegó con su familia a desayunar a un conocido restaurante de Cuernavaca, Morelos… territorio de El Barbas Arturo Beltrán Leyva.

La presencia del entonces secretario de Seguridad Pública del calderonato en la llamada Ciudad de la Eterna Primavera no pasó desapercibida para el capo… quizá porque en el equipo de quien algunos llaman El Policía de Titanio –no se ría— había delatores.

No acababan de servir el primer café a García Luna cuando más de 60 sicarios al servicio de El Barbas ya habían reducido a los escoltas y llegado hasta la misma mesa que ocupaba el personaje.

Se lo llevaron. Lo levantaron. Lo secuestraron.

No fueron pocas las horas en las que, vendado de los ojos, atado de pies y manos, Genaro García Luna estuvo a merced de Arturo Beltrán Leyva.

Los hombres armados lo llevaron a una casa donde se encontraba Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, líder máximo del cártel de los Beltrán Leyva.

Al estar frente a frente, “El Barbas” le dijo a Genaro: "ya ves qué fácil es llegar a ti". Beltrán Leyva presionó a García Luna para que éste cumpliera los acuerdos que ambos tenían.

Al poco tiempo, los Beltrán Leyva liberan a Genaro y lo dejan continuar con su camino.

¿A cambio de qué?

 

Arturo Beltrán Leyva fue asesinado durante un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) en Cuernavaca, Morelos, el 16 de diciembre de 2009, casi dos años después de la detención de “El Mochomo”. Foto: Tomada de Internet

Arturo Beltrán Leyva fue asesinado durante un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) en Cuernavaca, Morelos, el 16 de diciembre de 2009, casi dos años después de la detención de “El Mochomo”.

No sólo “El Chapo” traicionó a los Beltrán Leyva, también lo había hecho Genaro García Luna, este recibió dinero de los hermanos, según se refirió en el juicio contra “El Chapo”.

Uno de los testigos protegidos de las autoridades estadounidenses, Jesús "El Rey" Zambada, hermano de Ismael "El Mayo" Zambada, acusó a García Luna de recibir primero 50 millones de dólares de los hermanos Beltrán Leyva, cuando estos eran aliados del cártel de Sinaloa.

Esto sucedió durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, refieren las palabras de Zambada García. Es decir, en los mismos tiempos en que Genaro habría sido secuestrado por los Beltrán Leyva.

Luego, tras la ruptura, García Luna optó por estar del lado de “El Chapo”. La acusación que hoy carga sobre sus hombros así lo refiere.  

Los fiscales estadounidenses detallan que Genaro García Luna recibió sobornos multimillonarios del cártel de Sinaloa para que éste operara con impunidad en México.

Foto: Tomada de Internet

“García Luna está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa, mientras controlaba la Policía Federal y era responsable de garantizar la seguridad pública en México".

A cambio del pago de sobornos, continúa la acusación, el cártel de Sinaloa obtuvo “un pasaje seguro” para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden mexicanas e incluso información sobre carteles rivales.

“En dos ocasiones, el cártel de Sinaloa entregó personalmente sobornos a García Luna en maletines que contenían entre 3 y 5 millones de dólares”.

Genaro García Luna fue detenido en Dallas, Texas, en 2019, acusado de recibir sobornos millonarios del cártel de Sinaloa.

Ahora, García Luna puede recibir una sentencia mínima de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

 

Con información de La Silla Rota e Índice Político