Estado registra incremento de enero a julio de este año, no obstante, sigue siendo la quinta entidad con menor incidencia

Los homicidios en Coahuila repuntaron un 37 por ciento de enero a julio de este año con respecto al mismo lapso de 2018. Torreón encabezó a los municipios con 67 asesinatos, seguido de Saltillo con 30.

José Luis Pliego Corona, secretario de Seguridad Pública de Coahuila, presentó a la Comisión de Seguridad del Congreso del Estado, las estadísticas y una comparación con otras entidades, durante una reunión que duró cerca de tres horas.

El análisis sobre la incidencia de homicidios dolosos en el estado, indica que de enero a julio de 2019 han sido cometidos 201 asesinatos, por encima de los 146 en el mismo periodo de 2018, y de los 168 de 2017, y de los 162 registrados en 2016, de acuerdo con los datos oficiales.

Sin embargo, la cifra se encuentra muy por debajo del mismo lapso de los años 2012 y 2013, cuando fueron cometidos 676 y 525 homicidios dolosos. De los 201 asesinatos, entre enero y julio del 2019, 26 fueron en la región norte; 19 en la región centro; 43 en la región sureste; 87 en la región laguna y 26 en la región carbonífera.

 

 Los municipios de Torreón, Saltillo y Ramos Arizpe son los municipios con más asesinatos con 67, 30 y 16, respectivamente. A nivel nacional, Coahuila ocupa el quinto lugar con menor incidencia de homicidios, pues registra, tomando en cuenta el primer semestre del 2019, una tasa de cuatro homicidios por cada 100 mil habitantes.

Después de la reunión con legisladores locales, Pliego Corona aseguró que se realizó un análisis del entorno nacional, regional y estatal en materia de seguridad, con el objetivo de que el Congreso del Estado analice la información y determine si es necesaria una modificación o ajuste desde el punto de vista legislativo.

“Hay muchos temas con los que estamos trabajando, las leyes siempre serán perfectibles, habrá cuerpos legales que nos ayuden a hacer mejor las cosas, que facilitan las operaciones de los cuerpos de seguridad pública, pero que resguardan las garantías de los ciudadanos.

“El Congreso ha sido un muy activo vigilante de la estrategia de seguridad que tenemos”, comentó el funcionario estatal.