Las investigaciones de la muerte de Maradona dieron un giro y ahora investigan a su médico, Leopoldo Luque, por homicidio culposo.
Allanaron la casa y el consultorio de Leopoldo Luque tras las investigaciones

El caso de la muerte de Maradona dio un giro de 180 grados luego de que imputaran a Leopoldo Luque, médico del exjugador argentino.

Este domingo, la fiscalía allanó el domingo por la mañana el domicilio y el consultorio de Luque. La Justicia encara una investigación por supuestas irresponsabilidades en el cuidado de Maradona, desde su internación en la clínica Ipensa de La Plata, donde se internó para realizarse chequeos generales por un evidente deterioro en su salud.

Consultorio de Leopoldo Luque.

En ese momento, Luque habló de un cuadro de deshidratación y de anemia. La sospecha del homicidio culpoiso llega tras las declaraciones testimoniales de Dalma, Giannina y Jana, las tres hijas de Maradona.

 Los investigadores,  solicitaron la historia clínica, los detalles de su tratamiento y del posoperatorio luego de haber sido intervenido por un hematoma subdural en su cabeza y de su cuadro de abstinencia.

 Buscan corroborar presunciones y las sospechas vertidas por sus hijas, saber qué medicamentos le recetaban y los allanamientos se realizaron para evitar que se borre alguna evidencia que pueda ser clave para la investigación. 

Luque, un neurocirujano de excelente reputación entre muchos de sus compañeros, se ha mostrado sorprendido por el curso de la justicia y actualmente está devastado. Con información de Agencias