Incidente habría surgido por carne asada en cabaña de regio. EFE / OMAR SAUCEDO
Suman 4 mil 900 hectáreas afectadas entre Coahuila y NL. En ambos estados reportan decenas de inmuebles afectados avanzan llamas sobre la sierra

NAZUL ARAMAYO/ PALOMA GATICA / ARACELY CHANTAKA

El fuego en la Sierra de Arteaga no cede: ya suman más de 4 mil 900 hectáreas afectadas y decenas de propiedades arrasadas en Coahuila y Nuevo León, mientras las condiciones climatológicas evitan que se pueda combatir a fondo.   

Ayer, más de 320 personas -130 brigadistas y 190 elementos del Ejército y la Guardia Nacional- combatieron el fuego durante más de seis horas del lado coahuilense. Sin embargo, debido a los fuertes vientos, tuvieron que ser desmovilizados.

También los tres helicópteros utilizados por el gobierno, tuvieron que suspender su labor. Por la tarde, las aeronaves pudieron despegar al mejorar las condiciones climatológicas.

Hasta anoche, autoridades calculaban que solo del lado de Coahuila, el fuego ha arrasado 3 mil 500 hectáreas. Esto se suma a más de mil 400 hectáreas que Nuevo León reportó en su territorio, de acuerdo con la Dirección de Protección Civil de esa entidad.

ESMIRNA BARRERA

PIERDEN TODO

Algunos habitantes de la zona serrana lo perdieron todo. Ese fue el caso de doña Margarita Martínez de León, quien perdió su patrimonio forjado durante tres generaciones.

Pese a esto, la también propietaria del restaurante “Las Delicias”, decidió abrir su negocio para habilitarlo como un comedor comunitario y dar comida y alimentos preparados para las 70 personas que fueron desalojadas y recibidas en el albergue que se habilitó en la Iglesia del ejido la noche del martes.

Apoyo. Tres helicópteros fueron usados ayer en Coahuila

‘SURGIÓ EN CABAÑA DE REGIO’

Este mega incendio en la sierra de Arteaga surgió en la cabaña de un regiomontano que preparó carne asada en el fraccionamiento campestre Pinalosa, aseguró Plácido Garza, columnista de VANGUARDIA.

“El incendio se inició en una cabaña, cuyas especificaciones de ubicación y propietarios están perfectamente identificados, según me aseguró J.J. Rodríguez, quien fuera Supervisor de Vida Silvestre de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente -PROFEPA- en Coahuila”, publica Garza en su colaboración.