Butantan cuenta con unas siete millones de dosis listas para ser “suministradas a la población después de la autorización definitiva de uso de Anvisa”. ARCHIVO
Según señaló Anvisa en una nota oficial, antes de arrancar la vacunación de los voluntarios, el instituto tendrá que presentar algunas “informaciones complementarias”

BRASILIA, BRA.- La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil autorizó ayer el inicio de los ensayos clínicos en fase 1 y 2, con humanos, de la Butanvac, la primera vacuna contra la enfermedad COVID-19 desarrollada en el país y producida por el Instituto Butantan.

El regulador concedió el permiso para que el Instituto Butantan, vinculado a la Gobernación del estado de Sao Paulo y uno de los centros de investigación médica más prestigiosos del país, realice la primera de las tres partes de los test con 400 voluntarios iniciales, de 6 mil previstos para todo el estudio.

Según señaló Anvisa en una nota oficial, antes de arrancar la vacunación de los voluntarios, el instituto tendrá que presentar algunas “informaciones complementarias” referentes a las pruebas que ha realizado con el antígeno hasta el momento.

Butantan cuenta con unas siete millones de dosis listas para ser “suministradas a la población después de la autorización definitiva de uso de Anvisa”.