Hoy inicia en la ciudad hermana de Austin, Texas, el ya tradicional Festival South by Southwest que llega con cada víspera de la primavera con un festín de música, cine y otras artes relacionadas.

Sin embargo, este año, después de la llegada del magnate Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, y en particular la firma de órdenes ejecutivas que impedían el acceso a viajeros provenientes de países de oriente afiliados a la religión musulmana, apenas unos días antes del inicio del evento se desató la controversia cuando salió a la luz que la primera semana de marzo uno de los músicos asistentes a dicho evento, Felix Walworth, mejor conocido por su nombre artístico de Told Slant, cancelaba su aparición en el mismo debido a que leyó en una cláusula de su contrato que se reservaban el derecho a reportar al servicio de inmigración, e inclusive ser apto a que se le quitara su pasaporte o ser deportado en caso de que hacer otro tipo de presentaciones en el marco del festival.

Quienes han asistido a este festival que este año tiene lugar del día del hoy al próximo domingo 19 de marzo saben que la oferta musical es extensa, que ha incluido muchas agrupaciones de México así como de nuestra vecina ciudad de Monterrey, y como parte de la fiesta los grupos van pasando de una plataforma a otra, en un mismo día o en varios, algo que es parte de su atractivo y cláusulas como estas, por tanto, atentan contra el espíritu “libre y festivo” del evento.

A partir de que se dieron las declaraciones de Slant via twitter, el director administrativo de South by Southwest, Roland Swenson, declaró al periódico norteamericano de circulación nacional USA TODAY que el retiro voluntario de Walworth “ … se debió a un malentendido de nuestras políticas con respecto a los artistas internacionales”. Asimismo, Swenson explicó que a bandas que van en ascenso en otros países por lo general no se les exige una visa de trabajo precisamente para evitarles pérdida de tiempo y dinero en hacer los trámites, De igual manera, aclaró que desde que el presidente Trump tomó posesión esas mismas cláusulas que ya existían se han interpretado de otra forma aunque ya existían, y que de ninguna manera el festival apoya el veto a los viajeros de la orden ejecutiva del mandatario.

A partir de esta controversia, docenas de artistas entre los que se cuentan Downtown Boys, Killer Mike, Ted leo y Kimya Dawson, entre otros, firmaron una carta abierta dirigida a los organizadores solicitando que se hicieran cambios a los contratos, algo que a principios de esta semana se hizo efectivo y la mayoría de ellos aplaudió el hecho de que South by Southwest hiciera oficial su apoyo a los inmigrantes por encima del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), así que en apariencia la fiesta que hoy inicia se espera se lleve con el mismo punch y algarabía que en ocasiones anteriores.

Para terminar con notas agradables, a principios de esta semana se dio a conocer también que una de las grandes bandas de rock pesado de los años 80, The Cult, va a realizar una gira de reencuentro en la que estarán aterrizando en tierras texanas para el próximo mes de mayo en sedes como los House of Blues de Dallas y Houston los días 16 y 18 de mayo de manera respectiva; en el Auditorio Selena de Corpus Christi el día 23 y en el Aztec Theater de San Antonio el día 24. Nomás acuérdense de sacar visa y permiso de viaje debidamente para evitar malos ratos.

Comentarios a: tavoneto69@yahoo.com.mx