El francés logró un nuevo doblete, ahora vital para meter de lleno a los Tigres a la Fiesta Grande. ESPECIAL
Fiel a su costumbre, el francés se creció en instancias importantes y con un doblete metió a los Tigres a la Liguilla

MONTERREY.- Era el último segundo y el balón estaba en las manos de Nahuel Guzmán, gracias a que el Toluca no supo aprovechar los seis minutos que agregó el árbitro y la posibilidad de jugar con un elemento de más, tras la expulsión de Hugo Ayala, Tigres venció a los Diablos Rojos por 2-1 y está en la Liguilla.

Los Diablos Rojos perdieron el partido en tres minutos, el tiempo que transcurrió entre el primero y el segundo gol de André-Pierre Gignac, el europeo que vino a conquistar México y se convirtió en el originario del Viejo Continente con más goles en la Liga MX, por arriba de Isidro Lángara, el Vasco que a inicios del pasado siglo embelesó con sus goles.

La algarabía, en el Volcán, estuvo a cargo de los 20 futbolistas que dirige Ricardo Ferretti. El Tuca hizo hasta lo imposible para defender los dos goles que Gignac le entregó a su equipo y terminó venciendo por 2-1 a un decepcionante Toluca. Festejo en la banca y en la cancha.

Cuando el árbitro ordenó seis minutos de reposición, más de uno suspiró en señal de sorpresa, debido a que desde el 71’ jugaban con uno menos por la expulsión de Hugo Ayala y el Toluca amenazaba, nada más eso, con ir al ataque. Al final fueron casi ocho más de juego, que sirvieron de poco, porque el conjunto de Carlos Adrián Morales no disparó ni una sola vez a la portería en ese tiempo.

En la reposición, el clímax del partido, estuvo más cerca André Pierre Gignac de aumentar sus registros como goleador histórico de la Liga MX, que el Toluca de empatar. En un contragolpe, el francés escapó y Luis García, cómplice en los goles del europeo en el primer tiempo, apareció como un defensa central para evitar la incursión de su rival.

El partido terminó con espectáculo, pero del portero de Tigres. Nahuel Guzmán, cayó al césped, empezó a gritar y quejarse de un contacto de Jonathan Maidana, nada de qué preocuparse, sólo una treta para hacer tiempo y asegurar la estancia de los felinos en Cuartos de Final.