Foto: Especial
Los hospitales de especialidades aceptaron gratuidad en medicamentos y atención médica a excepción de uno; 21 entidades ya se han incorporado al nuevo modelo de salud

El Instituto Nacional de Neurología no se ha sumado a la propuesta de gratuidad del gobierno federal y será el único hospital de especialidades que seguirá cobrando cuotas de recuperación.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que ya se estableció un acuerdo con los más de 20 hospitales de especialidades para que eliminen las cuotas de recuperación.

Sobre el caso del Instituto Nacional de Neurología, López-Gatell explicó que éste no aceptó porque mantiene contratos privados hasta noviembre de 2020 con una empresa por 600 millones de pesos que le provee de insumos y material quirúrgico.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que, aunque todavía hay resistencias a la implementación de este nuevo sistema de salud, la gratuidad se llevará a cabo.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Salud dijo que hasta ahora no se han adherido al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) 11 entidades: Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Morelos y Tamaulipas.

Hasta ahora 21 entidades federativas ya se han incorporado al nuevo modelo de salud.

Foto: Especial

El subsecretario de Salud también informó que para la compra consolidada de 2020 se adhirieron 26 entidades federativas, mientras que Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Nuevo León, Tamaulipas y Jalisco decidieron no hacerlo, por lo que será su obligación solventar cualquier eventualidad de desabasto de medicamentos.

“Estas compras consolidadas nos permiten proteger el interés público e insistiremos en tener más recursos y al mismo tiempo conseguir en precios razonables. Para la compra 2020 seis estados no se adhirieron y por lo tanto debe quedar claro que en 2020 el abastecimiento dependerá de ellos mismos, tendrán que solventarlo de manera directa porque ellos así lo decidieron”, señaló el subsecretario.

El mandatario federal afirmó que los gobernadores están apoyando en su mayoría para la implementación del nuevo sistema y detalló que para la nueva política de salud se ampliará el presupuesto, además de que seguirá el combate a la corrupción que existía en este sector, como era la subrogación de servicios.

“Estamos comenzando con este plan y cómo ustedes saben, y es de dominio público, ha habido resistencias por la manera en que se manejaban los servicios de salud en los anteriores gobiernos, pero estamos convencidos de que tiene que mejorar el sistema de salud y que todos los mexicanos tengan la posibilidad de curarse sin que importe la situación económica”, sostuvo.