Foto: Especial
Es importante aclarar nuevamente que los hechos denunciados no tienen relación alguna con la manada introducida recientemente en el Rancho Pilares y Reserva del Carmen

Saltillo, Coahuila.- La Secretaria de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Coahuila ha presentado una denuncia ante PROFEPA por los hechos conocidos en redes sociales sobre la presunta cacería ilegal de bisontes en el Rancho Buenavista ubicado en el Municipio de Ocampo.
 
El rancho cinegético mencionado no cuenta con permisos para el aprovechamiento de esta especie, y corresponde a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA, del orden federal) definir las sanciones correspondientes.

En Coahuila, por parte de las autoridades estatales no se ha otorgado ninguna autorización para el aprovechamiento de los bisontes para su caza.

NO ES LA MANADA

Es importante aclarar nuevamente que los hechos denunciados no tienen relación alguna con la manada introducida recientemente en el Rancho Pilares y Reserva del Carmen en el Municipio de Ocampo.
 
El Gobierno del Estado manifiesta su completa disposición para colaborar con la PROFEPA y la SEMARNAT para el esclarecimiento de estos hechos y para informar a la sociedad sobre los resultados.

En Coahuila no se permiten actividades de cacería ilegal. Nuestro estado cuenta con una valiosa diversidad, poblaciones de flora y fauna que pueden ser aprovechados siempre con todos los procedimientos apegados a la legalidad, con los criterios técnicos y regulaciones emanadas de la autoridad, apoyados a través de consejos y comités que avalan las diferentes decisiones.

Reprobamos ese tipo de acciones que nos alejan de la sustentabilidad y ponen en riesgo el gran patrimonio natural del estado.

Invitamos a contribuir con la conservación del espacio que nos enorgullece, a través de la denuncia y el respeto a la legislación.

Da Profepa tibia respuesta

En lugar de realizar una visita de inspección con carácter de urgente al rancho Buena Vista en Coahuila y en su caso asegurar de manera precautoria los bisontes que se encuentran en el predio, ante la presunta cacería ilegal de ejemplares de esta especie en Peligro de Extinción, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó que "mantiene abiertos sus canales para la cooperación interinstitucional y de participación social en la investigación sobre los involucrados en este hecho".

En un comunicado de prensa, la Profepa destacó que adicionalmente, su Delegación en el estado "ha solicitado información a la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) y a la Dirección de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Coahuila".

Asimismo, sobre la fotografía que aparece en distintos medios de comunicación, se encuentra en proceso de análisis e identificación, con el objeto de determinar plenamente el origen del ejemplar y estar en posibilidades de definir las acciones y actividades a seguir por parte de esta autoridad", indicó.

La Profepa agregó que independientemente de lo que resulte, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), tiene en marcha el Programa de Acción para la Conservación de la Especie (PACE) Bisonte, que desde 2009 tienen el objetivo de establecer un mecanismo para impulsar la recuperación del papel ecológico de la especie, promover actividades productivas alternativas, fortalecer la organización comunitaria, desarrollar sinergias institucionales e incentivar el desarrollo comunitario sustentable.

Destacó que se trabaja con un lote proveniente de una manada de 23 ejemplares genéticamente puros (sin genes de ganado doméstico) que fueron trasladados del Parque Nacional Wind Cave, Dakota del Sur, Estados Unidos e instalada en el Rancho El Uno, ubicado en Reserva de la Biosfera Janos, en Chihuahua y que actualmente supera los 200 bisontes.

Agregó que se tienen registrados dos Comités de Vigilancia Ambiental Participativa para la protección del bisonte, y mantiene coordinación con participación social y de colaboración con otras instituciones para atender la problemática ambiental de cacería ilegal o furtiva.

Con información de Excélsior