Foto: AP
Tom Barrack, un inversionista de bienes raíces que conoce al mandatario desde hace décadas, fue entrevistado por el equipo del fiscal especial Robert Mueller

WASHINGTON. Los investigadores que trabajan con el fiscal especial Robert Mueller  interrogaron a uno de los amigos más íntimos y confidentes del presidente Donald Trump, el inversionista de bienes raíces en California Tom Barrack, se enteró The Associated Press.

Barrack fue entrevistado como parte de una investigación federal sobre unaposible colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016, según tres personas familiarizadas con la investigación y que hablaron bajo la condición de no ser identificadas, debido a que se trató de conversaciones privadas.

No se conoció de momento los temas específicos de las preguntas del equipo de Mueller.

Una de las personas enterada del asunto dijo que el interrogatorio se enfocó completamente en dos integrantes del equipo de campaña de Trump que han sido indiciados por Mueller: el expresidente de la campaña de Trump Paul Manafort y el antiguo ayudante de Manafort, Rick Gates.

En febrero, Gates aceptó declararse culpable de cargos federales de asociación ilícita y de hacer declaraciones falsas y comenzó a cooperar con los investigadores de Mueller.

Esta persona dijo que Barrack fue entrevistado "hace meses" y que se le hicieron algunas preguntas sobre el trabajo de Gates en el comité de la ceremonia de toma de poder de Trump, que presidió Barrack, pero que no hubo preguntas sobre el dinero recaudado por ese comité.

Una segunda persona con conocimiento del interrogatorio a Barrack dijo que las preguntas fueron amplias y que incluyeron asuntos financieros sobre la campaña, la transición de gobierno y la ceremonia de toma de poder de Trump en enero de 2017.

La portavoz de Barrack, Lisa Baker, se negó a hacer declaraciones.

VIEJO CONFIDENTE

Barrack conoce a Trump desde hace décadas, de los días en los que ambos desarrollaban bienes raíces. Fue uno de los asesores más cercanos de Trump desde la campaña de 2016 y ahora lo asesora en su gobierno.

El asesor también es uno de los principales recaudadores de fondos electorales para el presidente y supervisó la ceremonia de toma de poder.

Barrack, un acaudalado inversor inmobiliario que tiene vínculos estrechos con varios líderes de Medio Oriente, conoció a Trump en 1988 cuando negoció la venta a Trump del Hotel Plaza de Nueva York. El publicista de Barrack en 2016 describió que desde entonces ambos hombres "consolidaron una amistad de por vida entre ellos y sus familias".

Los investigadores de Mueller han entrevistado a decenas de testigos en la investigación sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016. También han conseguido la cooperación del exasesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, y del exasesor de política exterior de Trump, George Papadopoulos.

Sin embargo, hay pocos testigos con tanto conocimiento de la larga carrera empresarial del presidente y de todas las facetas de su campaña y gobierno como Barrack.