Colin Kaepernick (centro) cuando jugaba para los San Francisco 49ers en 2016. Foto: AP
Eric Reid extiende su contrato con los Panthers de Carolina; mientras Kaepernick sigue esperando una segunda oportunidad

Colin Kaepernick ha sido víctima de una ola de fake news este día, pues un mensaje que circulaba en redes mostraba que habría sido contratado por los Jets de Nueva York, algo poco probable porque el dueño de los Jets de NY, Robert "Woody" Johnson, tiene una gran relación con el Partido Republicano.

Lamentablemente para los fans del quarterback todo se trató de un trolleo.

Recordemos que en el 2016, en un partido de pretemporada, Kaepernick se negó a ponerse de pie durante la interpretación del himno norteamericano en señal de protesta por la brutalidad policial contra los afroamericanos, algo que desató tanto fuerte crítica como apoyo por parte de sus admiradores.

Trump durante un mitin pidió a los dueños de equipos en los cuales sus jugadores se arrodillaran que los despidiesen: "Es una total falta de respeto a nuestra tradición. Es una total falta de respeto a todo lo que representamos".

Pero lo cierto es que Colin Kaepernick no ha sido muy buen jugador en los últimos años, pues su porcentaje de completados no ha llegado al 60% en ninguna de las dos últimas temporadas, además que las yardas por intento de pase han sido las más bajas de su carrera.

Pero Eric Reid, el compañero de Kaepernick que también se arrodilló durante el himno en aquel polémico juego, no ha pasado por la misma suerte, pues los Panthers de Carolina lo han recontratado, en un acuerdo por tres años que culmina tras la temporada de 2021 de la NFL mientras era agente libre sin restricciones y no acudió a ningún campamento de entrenamiento la campaña pasada, algo que el mismo Reid considera una respuesta directa de los propietarios de equipos de la NFL a su decisión de acompañar a Colin mientras se entonaba el himno nacional, en protesta por la injusticia social y racial.

Todo a pesar de que Reid tiene una demanda legal en curso contra los propietarios de equipos de la NFL por supuestamente haberlo dejado fuera de la liga.

Falso rumor indicaba que los Jets habrían contratado a Colin.