Archivo
Trump anunció en la Casa Blanca que, si bien Estados Unidos no se retirará del convenio por el momento, él no certificará el acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán

Teherán. El presidente iraní, Hassan Rohani, rechazó la decisión del mandatario estadunidense de no certificar el acuerdo nuclear de 2015 ante el Congreso de su país y cuestionó las acusaciones de terrorismo que Donald Trump hizo contra Teherán.

"Ahora él (Trump) quiere modificar el acuerdo nuclear junto con el Congreso pero eso no pasará", advirtió Rohani en un discurso emitido por la televisión estatal iraní.

"El acuerdo nuclear es un acuerdo internacional", aclaró. "Mientras nuestros intereses nacionales estén asegurados, nos mantendremos firmes en el cumplimiento de este acuerdo y también seguiremos cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)".

"Solo si los demás rompen el acuerdo, entonces nosotros también lo haremos", amenazó Rohani.

"Trump habla de armas nucleares a pesar de que Estados Unidos es el único país que ha usado ese tipo de armamento", cuestionó.

"Lo que Trump dijo hoy fueron insultos y repeticiones de insinuaciones sin fundamento", añadió el presidente iraní. "El pueblo iraní no se inclinará ante ninguna potencia mundial".

Este viernes, Trump anunció en la Casa Blanca que, si bien Estados Unidos no se retirará del convenio por el momento, él no certificará el acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán y el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania).

"El acuerdo con Irán fue una de las transacciones más negativas y unilaterales en las que alguna vez entró Estados Unidos", dijo en la Casa Blanca. "¿Cuál es el propósito de un acuerdo que en el mejor de los casos solo retrasa la capacidad nuclear de Irán por poco tiempo?", cuestionó.

El Gobierno estadunidense debe comunicar al Congreso cada 90 días si Irán cumple las condiciones del acuerdo. Luego de certificarlo ya en dos oportunidades desde que asumió su cargo, Trump anticipó que esta vez no lo hará este 15 de octubre, cuando venza el plazo de la nueva certificación.

Al no hacerlo, Trump le pasa la pelota al Congreso, que en un plazo de 60 días tendrá que decidir si vuelve a imponer sanciones a Teherán. Si el Congreso no llega a una solución satisfactoria, Trump amenazó con cancelar directamente el acuerdo.

Durante su discurso de este viernes en la Casa Blanca, Trump también anunció nuevas sanciones contra la Guardia Revolucionaria de Irán, con el argumento de que apoya al terrorismo.

La decisión es el resultado de meses de revisión de la estrategia estadounidense hacia Irán en la búsqueda de considerar no solo las actividades nucleares de Teherán, sino también sus acciones desestabilizadoras en la región, su apoyo al terrorismo, sus violaciones a los derechos humanos y otras cuestiones que hace tiempo preocupan a Washington, según se explicó.

Trump calificó al Gobierno iraní de "régimen corrupto" que propaga "la muerte y el caos" por el mundo. También acusó al país persa de ser "el principal patrocinador estatal del terrorismo" y mencionó una lista de ataques perpetrados por Irán contra Estados Unidos y otros blancos en Medio Oriente.

"Las agresiones de la dictadura iraní continúan hasta hoy", acusó, y dijo que el pueblo iraní es la principal víctima de ese régimen.