El exmagistrado Isidro Avelar Gutiérrez fue arrestado el 22 de noviembre de 2019 en Guadalajara, México. | Foto: Departamento del Tesoro de EU
Avelar Gutiérrez duerme desde el viernes en una celda de la prisión del Altiplano, que alberga a criminales de alto perfil en México. Se alega que hizo una fortuna recibiendo sobornos del narcotráfico.

Los ingresos salariales que reportaba el exmagistrado mexicano Isidro Avelar Gutiérrez no coincidían con las propiedades y recursos financieros que disfrutaban él y su familia. En mayo, el gobierno de Estados Unidos reveló el motivo: habría estado en la nómina del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) lo arrestaron en Guadalajara el viernes por la tarde, seis meses después de que el Departamento del Tesoro de EEUU lo fichó por sus presuntos nexos con la organización criminal que dirige el narcotraficante Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’.

El exjuez fue ingresado el mismo viernes a la prisión de máxima seguridad del Altiplano, en el centro de México, la cual alberga a criminales de alto calibre en ese país. Estaba en la mirilla “por irregularidades patrimoniales e ingresos adicionales”, señala un comunicado del Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

El organismo judicial resaltó que esta detención demuestra su compromiso de encarcelar a los funcionarios corruptos, un compromiso de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Con hechos seguimos demostrando la política de cero tolerancia a la corrupción. Construyendo un #PJF (Poder Judicial Federal) sólido y confiable en beneficio de la gente”, dijo el presidente de la Corte Suprema mexicana, Arturo Zaldívar, a través de Twitter, después de que se anunció el arresto.

Al agregarlo en su lista negra, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EEUU aseguró que el magistrado recibió jugosos sobornos del cartel de ‘El Mencho’ y también de su brazo financiero, Los Cuinis, liderado por Abigael González Valencia, “a cambio de proporcionar sentencias judiciales favorables a sus miembros superiores”.

Sin mencionar a cuánto asciende su fortuna, ni exhibir sus bienes, la OFAC aseguró que Avelar Gutiérrez se volvió millonario trabajando para el cartel de mayor expansión en México. Fue fichado a la par del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, también ligado al CJNG.

“Funcionarios como Isidro Avelar Gutiérrez y Roberto Sandoval Castañeda se enriquecen cruelmente a expensas de sus conciudadanos”, dijo Sigal Mandelker, subsecretario de la unidad contra el terrorismo e inteligencia financiera del Departamento del Tesoro, en un comunicado emitido en mayo.

“Ya sea que estén recibiendo sobornos de organizaciones de narcotráfico o que participen en una variedad de actividades ilícitas, estos y otros funcionarios corruptos enfrentarán serias consecuencias, incluido ser sacados del sistema financiero de Estados Unidos”, agregó el funcionario.

Como resultado de las acciones de la OFAC, los bienes y cualquier entidad que tenga este juez en EEUU, incluso los que están en posesión o control de estadounidenses, quedan congelados. Además, se prohíben todas las transacciones realizadas por estadounidenses que involucren cualquier propiedad o interés del antiguo magistrado.

Avelar Gutiérrez tiene 57 años y vivía en su natal Jalisco. La OFAC señala que tiene al menos dos domicilios en ese estado, uno en Guadalajara y otro en Zapopan.

El Cartel Jalisco Nueva Generación opera en 23 de los 32 estados de México, así como en las principales ciudades de EEUU. La Administración para el Control de Drogas (DEA) cree que tiene presencia en los cinco continentes y que solo le falta llegar a la Antártica. Su expansión ocurrió en solo una década.

Su jefe ‘El Mencho’ ahora se esconde en las montañas del oeste mexicano, como una vez lo hizo su enemigo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, asegura la DEA.