Javier Aguirre pondrá toda la carne al asador para salvar la temporada del Leganés ante el Real Madrid. AP
Leganés pudiera beneficiarse de que el título haya sido decidido justo antes de la visita del Madrid al Estadio Butarque

 

MADRID.- El Real Madrid de Zinedine Zidane cierra su campaña de campeonato en La Liga Española cuando vaya al otro lado de la capital para visitar a un equipo de Leganés que tiene que ganar para tener una posibilidad de evitar el descenso.

Madrid se aseguró su primer título de La Liga en tres temporadas el jueves pasado cuando venció a Villarreal 2-1 y Barcelona cayó 2-1 en casa ante Osasuna, que jugaba con 10 hombres. Esa combinación dejó al Madrid siete puntos arriba cuando solamente quedaba una jornada.

Leganés pudiera beneficiarse de que el título haya sido decidido justo antes de la visita del Madrid al Estadio Butarque.

Leganés anda debajo del Celta de Vigo por un punto y debe vencer al Real Madrid y contar con que Celta no gane en casa del colista Espanyol.

“Intentaremos hacer lo que está en nuestra mano: ganar y esperar al otro resultado”, dijo el técnico mexicano Javier Aguirre, que ha mantenido al Leganés con una oportunidad de quedarse en la Liga pese a haber perdido a sus dos principales delanteros en traspasos durante la temporada. “Es lo único que nos vale, y esperaremos que el otro resultado nos favorezca. Pero si no haces lo tuyo, no puedes esperar que nadie lo haga por ti. Lamentablemente, no dependemos de nosotros y algo habremos hecho mal. Yo confío siempre en el fútbol y en su esencia.”

Youssef En-Nesyri fue comprado por Sevilla en enero y Martin Braithwaite fue adquirido por Barcelona antes de que la temporada fuese suspendida por la pandemia en marzo.

“Ha sido una temporada excepcional”, dijo Aguirre, un ex técnico de Atlético de Madrid, Osasuna, Espanyol y Pachuca, en declaraciones. “Nunca habíamos parado a media Liga, encerrados en casa, nunca habíamos visto tantos partidos tan seguidos... Este cúmulo de adversidades a nivel de pandemia y de las circunstancias del club, hacen muy especial esta temporada. Llegamos vivos a este último partido, que es lo que importa”.

Zidane insistió en que su equipo jugaría a ganar, pese a que no tendrá nada en disputa.

“Debemos respetar el campeonato y también a los rivales. Tenemos un partido mañana, lo vamos a jugar e intentaremos hacerlo bien, como siempre”, dijo.

Madrid visitará a Manchester City el 7 de agosto en el duelo de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, tras caer en casa 2-1.

“Vamos a tener un partido complicado. Ya en la ida lo fue y lo será en la vuelta. Vamos a luchar y a pelear hasta el último segundo del partido”, señaló el técnico madridista