Tomada de internet
Durante su gestión en Veracruz, el exgobernador apoyó a cinco atletas que ya habían muerto

Los casos de corrupción durante el mandato de Javier Duarte en Veracruz siguen dando de qué hablar. 

De acuerdo al Diario Cancha, cinco atletas fallecidos seguían cobrando becas del Instituto Veracruzano del Deporte durante su gestión.

El Diario tiene en su poder documentos de la contraloría interna y auditoría del primer año de revisión de 2015 a 2016, que avalan los cobros. 

El exbeisbolista Ramón Arano, el exbasquetbolista en silla de ruedas José Pérez Ñeco, Guillermo Carrillo, Arturo Bedolla y Pilar Pérez Domínguez, pertenecientes a distintas disciplinas, fueron becados con cantidades que oscilaron entre los mil 500 y 3 mil pesos mensuales, a pesar de estar muertos. 

Ramón Arano/ Tomada de Internet

Arano y Ñeco fallecieron en 2012 y 2014 respectivamente y hasta inicios de este año seguían cobrando sus "becas deportivas". 

Sus respectivas asociaciones dieron de baja a los atletas fallecidos; sin embargo, seguían activos financieramente en el Instituto Veracruzano del Deporte.

Todavía no saben quiénes cobraron a nombre de los deportistas, pero las autoridades investigarán el caso. 

El Instituto Veracruzano del deporte no contaba con un sistema de verificación de identidad, puesto que las tarjetas a las que se les depositaba no eran personalizadas y cualquier persona podría cobrar por ellos.