El presentador habló sobre la cirugía de corazón que tuvo su hijo

Jimmy Kimmel y su esposa Molly McNearney dio la bienvenida a su segundo hijo, William “Billy” Kimmel nacido el 21 de abril. Con solo tres días de vida, Billy tuvo que someterse a una cirugía de corazón en el Children’s Hospital de Los Ángeles.

El conductor de late night reveló con lágrimas en los ojos el día lunes que su hijo recién nacido había tenido una exitosa operación que amenazaba su vida.

“Lo llamamos Billy, salió en seis empujones, pareció ser un bebe común y corriente” dijo Kimmel durante su monólogo conteniendo el llanto. La pareja fue trasladada al cuarto de recuperación donde la hija de Kimmel, Jane, esperaba a su hermano menor. Tres horas después, la enfermera les informó que lago había mal con Billy.

“Mi esposa estuvo en la cama relajada, la enfermera escuchó notó que su corazón se escuchaba débil y se lo vio algo púrpura, lo cual no es común” dijo el presentador “[Enfermeras] determinaron que no estaba recibiendo suficiente oxígeno en la sangre, tanto en su corazón como sus pulmones… es algo espantoso, mi esposa sigue en recuperación, no tiene idea de lo que está pasando”.

El cirujano del recien nacido le explicó a Kimmel y su esposa que su hijo nació con una cardiopatía congénita y que había “un agujero en ambos lados de su corazón”.

El lunes, Billy salió exitosamente de la cirugía. “Tendrá que tener otra cirugía en tres o seis meses” dijo Kimmel añadiendo que deberá cometerse a una más cuando sea mayor. “Pobre nene, no solo tuvo un mal corazón, también mi rostro” bromeó.

El conductor agradeció a sus amigos y familiares que lo acompañaron por el momento difícil, incluso su “rival” Matt Damon: “Cada uno de mis amigos estuvo ahí al cien por ciento. Tuvimos incluso a ateos rezar por él, ¿okey? Gente que no cree en Dios, rezó por él. Odio decirlo, para hasta ese hijo de perra de Matt Damon envió flores.”

Dedicó sus últimas palabras a su mujer. “Principalmente, quiero agradecer a mi esposa Molly, Primero, por dejarme tener sexo con ella” bromeó “Pero también por ser fuerte, positiva, tranquila y amorosa durante la peor pesadilla que una nueva madre puede experimentar. No podría pedir runa mejor compañera y estoy contento de haber tenido estos bebés juntos.”

“Definitivamente, voy a hacerme una vasectomía después de esto” finalizó.

Pueden ver el emocional monólogo a continuación.