Foto: Periódico ABC
El exempleado de la construcción dijo que no conoce el nombre de la constructora encargada

Monterrey.- Un joven albañil de 27 años se salvó de ser una de las víctimas del derrumbe de la construcción en la colonia Cumbres del Sol, luego de que el día de ayer su patrón lo cambió a otra obra.

José Faustino Cardozo asistió esta tarde a la zona del colapso para saber cómo estaban sus amigos, sin embargo, en el lugar se enteró que algunos de ellos habían fallecido.

"Diosito tiene algo preparado para mí, todavía no me tocaba, tengo cinco angelotes arriba que me cuidan", dijo apenas conteniendo el llanto.

Esos ángeles, explicó, son sus tres hermanos, su padre y su mamá; la familia de Faustino es su esposa y una hermana.

Indicó que al menos él y sus amigos contaban con seguro social y que el sueldo promedio para los trabajadores era alrededor de dos mil pesos.

No contaba con permisos 

La obra que se derrumbó esta mañana no contaba con los permisos de construcción y ya había sido clausurada.

Fuentes del municipio de Monterrey aseguran que en noviembre del 2017, vecinos denunciaron que una barda se derrumbó y por ello las autoridades ordenaron la clausura.

Sin embargo, los propietarios de la empresa continuaron con la construcción del centro comercial que tendría tres niveles, denominado "Espacio Cumbres".