Emilio Lozoya, detenido ayer en Málaga y reclamado por México por un fraude de 280 millones de dólares.
El gobierno de España decidió enviarlo a prisión por riesgo de fuga, al no tener arraigo en ese país y ante la gravedad de la pena que se le puede imponer, de 15 años de prisión

Un juez de la Audiencia Nacional española decretó prisión provisional para el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, detenido ayer en Málaga y reclamado por México por un fraude de 280 millones de dólares.

Fuentes jurídicas informaron de que un juez tomó declaración a Lozoya por videoconferencia - aún no ha sido trasladado a Madrid - y a continuación decidió su envío a prisión por riesgo de fuga, al no tener arraigo en España y ante la gravedad de la pena que se le puede imponer, de 15 años de prisión.

Lozoya, sobre el que pesaba una orden de busca y captura internacional por su presunta implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, fue director de Pemex entre 2012 y 2016, con el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, y estaba en busca y captura desde mayo de 2019.