Un juez británico falló en contra de liberar bajo fianza al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Foto: Tomada de Internet
Un juez británico falló en contra de liberar bajo fianza al fundador de WikiLeaks, Julian Assange

Los abogados del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, habían argumentado que no hay riesgo de que se fugue, en espera de una apelación contra la decisión de no extraditarlo a Estados Unidos. Los abogados del gobierno de Estados Unidos, sin embargo, dijeron al tribunal que "no había condiciones que pudieran garantizar su entrega" si Assange era liberado de la custodia.

"Estoy convencida de que existen razones sustanciales para creer que si el Sr. Assange es liberado hoy, no se entregaría a la corte para enfrentar el proceso de apelación", dijo la jueza Vanessa Baraitser.

Multitudes de personas de apoyo se habían reunido fuera de la corte esperando el fallo.

Un tribunal de Londres bloqueó el lunes su extradición a Estados Unidos , donde el hombre de 49 años enfrenta varios cargos por publicar cientos de miles de documentos secretos en línea. Los jueces dijeron que corría un alto riesgo de suicidio si lo entregaban.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos calificó el fallo de extradición como "extremadamente decepcionante" y dijo que apelará. Sin embargo, es probable que el proceso demore meses, particularmente dada la actual acumulación de casos causados por la pandemia de COVID-19.

Incluso si Estados Unidos vuelve a perder, también podría apelar ante la Corte Suprema del Reino Unido, lo que significaría retrasos más prolongados.

Assange había permanecido en la prisión de alta seguridad de Belmarsh en el sureste de Londres a la espera de la última audiencia en el Tribunal de Magistrados de Westminster en el centro de Londres.

Sus abogados intentaron que lo liberaran en marzo con el argumento de que corría riesgo de sufrir COVID-19. Los jueces luego rechazaron ese argumento, diciendo que Assange podría saltarse la fianza si es liberado. 

El fundador de WikiLeaks fue arrestado en 2019 después de buscar refugio en la embajada de Ecuador en Londres en 2012. Estuvo escondido allí durante años después de que Suecia emitiera una orden de arresto en relación con acusaciones de agresión sexual.

La policía británica sacó a Assange de la embajada en abril de 2019 después de que Ecuador le revocó la ciudadanía. Fue arrestado por violar las condiciones de su libertad bajo fianza en relación con el caso sueco, que luego fue retirado por falta de pruebas.

Un tribunal le impuso una pena de 50 semanas de cárcel, pero Assange ha permanecido en prisión a la espera de la conclusión de la solicitud de extradición estadounidense. La ONU calificó la sentencia de "desproporcionada".

Decepción por la denegación de la fianza

"Es una gran decepción", dijo Stella Morris, socia de Assange, a los periodistas fuera de la corte el miércoles.

"Julian no debería estar en la prisión de Belmarsh en primer lugar. Insto al Departamento de Justicia a retirar los cargos y al presidente de los Estados Unidos a perdonar a Julian".

Rebecca Vincent, directora de campañas internacionales de la ONG Reporteros sin Fronteras, calificó la decisión de la corte de rechazar la fianza como "innecesariamente cruel".

Los cargos contra Assange


El australiano todavía es buscado por 18 cargos en los Estados Unidos y enfrenta una sentencia máxima de 175 años si es declarado culpable. Los cargos están relacionados con la publicación en 2010 por WikiLeaks de 500.000 archivos secretos que detallan aspectos de las campañas militares en Afganistán e Irak.

El gobierno de Estados Unidos también alega que ayudó a la analista de inteligencia Chelsea Manning a robar los documentos de 2010 antes de exponer fuentes confidenciales en todo el mundo.

El equipo de transición del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se ha negado hasta ahora a comentar si la administración entrante continuará con el caso.

Manning fue indultado por el ex presidente Barack Obama al final de su segundo mandato de cuatro años. Pero permaneció en la cárcel desde mayo de 2019 hasta diciembre de 2020 por negarse a testificar ante un gran jurado que investiga WikiLeaks. .

Corte: Assange sabía lo que estaba haciendo


Assange y sus abogados han argumentado durante mucho tiempo que el prolongado caso en su contra tiene una motivación política.

La jueza de distrito Vanessa Baraitser dijo el lunes que Assange habría sido "muy consciente" de los efectos de la filtración de documentos secretos, y sus acciones fueron "mucho más allá" del papel de un periodista.

Pero dijo que su salud mental probablemente se deterioraría en el sistema penal de Estados Unidos "provocando que se suicidara".

Rechazó el testimonio de los expertos estadounidenses de que Assange estaría protegido de las autolesiones, y señaló que otros, como el deshonrado financiero estadounidense Jeffrey Epstein, habían logrado suicidarse bajo custodia a pesar de la supervisión.

Tras el fallo del lunes, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador le ofreció asilo político a Assange.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo el martes que Assange era "libre de regresar a casa" en Australia una vez que concluyeran los casos legales en su contra.