10 millones de dólares ganó el año pasado por su trabajo en las pasarelas
Vogue confirmó que es la modelo del momento, es una de las celebridades más seguidas en Instagram, conquistó a Victoria’s Secret y ocupa el lugar 16 en la lista Forbes

Hace ocho años la vimos en la serie “Keeping Up With The Kardashians” como una de las hermanas menores de las mediáticas Kim, Kourtney y Khloé Kardashian. En ese entonces nadie se imaginaba que la pequeña Kendall Jenner se convertiría en una supermodelo que superaría los dramas familiares, desde el cambio de sexo de su papá Bruce Jenner, ahora conocido como Caitlyn Jenner, hasta el reciente atraco que sufrió Kim en París. Y a pesar de que una de las supermodelos veteranas, Stephanie Seymour, piense que la generación de modelos como Kendall o Gigi Hadid no deberían ser llamadas “supermodelos”, sino “perras del momento”, la chica que hoy cumple 21 años está en la cima del mundo fashion.

Vogue, la biblia de la moda, la puso en su portada de septiembre (2016), el mes más importante para la revista, y la coronó como la “modelo del momento”, basta mirar su Instagram, @kendalljenner, donde la siguen más de 68 mil personas. El año pasado hizo su debut en Forbes, donde ocupó el lugar 16 en la lista de las modelos mejor pagadas, con un estimado anual de cuatro millones de dólares. 

Kendall nació en un lugar que depararía su destino, Los Ángeles y lo hizo en 1995, el año en que el público en general pudo accesar al Internet, tres años después se lanzó la cinta “The Truman Show”, la historia de un hombre que es filmado incluso antes de nacer, y donde todo a su alrededor es falso, la ciudad donde vive es un gran set. Años después las hermanas Kardashian protagonizarían su propio reality show, ahí el mundo conoció a Kendall Jenner, y el set de grabación fue su propio hogar.

Durante el show, una producción del canal E! Entertainment, Kendall era inseparable de su hermana Kylie, quien ha levantado polémica por la manera en que su rostro se ha ido transformando a través del tiempo, aunque recientemente declaró que no se ha sometido a ninguna cirugía y aceptó que en el pasado sí se inyectó los labios para provocar un efecto más protuberante. En la actualidad las hermanas han tomado caminos algo diferentes, pero su unión las llevó a crear juntas una línea de trajes de baño para Topshop, una marca británica que ya se había aliado con modelos como Kate Moss.

La consentida de Anna Winotur 
A principios de año, Kendall apareció en Vogue en una edición especial de 52 páginas. Anna Wintour la editora de esta edición estadounidense y gurú de la moda, decidió aprovechar el encanto de la modelo (que tenía 20 años) con las redes sociales. Y es que Marc Jacobs ya le había dado un empujón a Jenner, así que el siguiente paso fue Vogue, para después convertirse en la imagen de la línea de cosméticos Estée Lauder y realizar una provocadora campaña para Calvin Klein junto a Justin Bieber, justo como lo hicieron Kate Moss y Mark Wahlberg en los años 90.

¿Realmente hay una guerra?
Cuando Seymour dijo que Gigi Hadid y Kendall Jenner no deberían ser llamadas supermodelos, sino tener su propio título, la hermana de las Kardashian no se quedó callada y escribió en sus redes: “Nadie está intentando robar nada a Stephanie Seymour, o intentando ser ella. En realidad, yo la admiraba. Ser una supermodelo es relativo. Si la gente quiere llamarnos a Gigi y a mí supermodelos ahora, no les quita ningún mérito a las supermodelos del pasado”. Ahora, Kendall se prepara para el Fashion Week.

A pesar de que Kendall ha conquistado las pasarelas internacionales, en un capítulo reciente del reality show de las Kardashian, la modelo le confesó a su mamá que no sabe si podrá realizar el Fashion Week debido a que sufre de parálisis del sueño. “No puedo viajar tanto. Estoy asustada”, dijo la modelo a Kris Jenner, cuando ésta le contó que debería de viajar por París, Milán y Londres. Kendall asegura que a veces al dormir, siente que su corazón se detiene. 

Habrá que ver si la modelo logra ser la reina de las pasarelas como ya lo ha hecho anteriormente, por lo tanto hoy es la reina entre sus familiares y amigos, se llegó el día en que cumple la mayoría de edad en su país natal y los regalos comenzarán a llegar, al menos hace unos días adquirió un sillón que le costó 52 mil dólares, es decir al rededor de un millón de pesos para su nueva casa de Hollywood Hills. Mientras tanto Tyra Banks se encarga de calmar las aguas entre las supermodelos veteranas y las instagirls con un hashtag universal que ha llamado Escuadrón Supermodelo (#SupermodelSquad).