Ángel Gutiérrez lanzó este producto con la intención de dar a conocer dentro y fuera del país la riqueza de granos, con sabores únicos, de los cafetales de Veracruz, Chiapas y Oaxaca

Despierta y huele el café 52. Sus aromas no son los habituales, su sabor, dependiendo de dónde fue cosechado, va de lo ácido a lo dulce, su calidad es cien por ciento mexicana y su objetivo es compartirlo con el mundo entero.

El proyecto de Ángel Gutiérrez busca dar a conocer el valor, sabor y calidad de los granos que se producen en México, donde contamos con quince entidades productoras de café, no todas conocidas.

“Es muy bueno el café en México y nos falta conocerlo”, comentó Gutiérrez, quien se declara más consumidor que conocedor, en entrevista con VANGUARDIA, “los productores con los que hicimos alianza son de los mejores cafés. Y ellos mismos lo cuidan, lo cosechan, lo tuestan y nos lo mandan”.

“Ya tengo tres años experimentando, probando, conociendo productores por Facebook, he conocido muchos productores que empiezan a hacer sus pininos. Y entonces me contacto con ellos, les pido muestras, todo ha sido por internet y se ha hecho una alianza muy bonita y ya probando con ellos se les dice, hazme una mezcla con estas características, quiero hacer mi marca y te voy a dar todo el crédito del origen”, agregó.

A través de mex52, su página de Facebook, ya puedes encontrar algunas los seis productos con los que lanzaron la marca, clásicos y selectos de Veracruz, Chiapas y Oaxaca.

“Es café de especialidad para arriba”, explicó, “no es cualquier café. Desde un principio dijimos si vamos a meternos a esto tenemos que manejar puro café selecto, de hecho el más barato es el selecto. Café de baja calidad no vas a encontrar”.

Sobre estos productores con los que colabora mencionó al Instituto Mexicano del Café, una cooperativa de mujeres de Oaxaca; en Chiapas con la cooperativa Maya Vinic mientras que en Veracruz trabajan con la finca Monte Azul de Huatusco, quienes a su vez conjuntan a varios productores y exportan café propio.

“Los cafés tienen notas de sabor”, explicó el administrador, “si el café menciona que sabe a cítrico con miel no quiere decir que te va a saber a la miel, sino a dónde se orienta. Uno es cítrico con flores, el otro es suave con cítrico. Son mezclas que aunque son del mismo orgien son granos”.

“Por ejemplo el selecto es una mezcla de arábiga con robusta, las especies de café”, continuó, “es ácido el sabor y hay gente que le mucho pero yo por lo personal me voy a lo dulce, en Chiapas. Son notas muy de chocolate y frutos rojos y ya te vas a Oaxaca y ahí casi son también de frutos rojos, miel, piloncillo, le llaman”.

Búscalo. A través de mex52, su página de Facebook, ya puedes encontrar algunas los seis cafés.

La imagen de la marca es de la artista Natalia Alejandrina Blanco, quien también platicó con nosotros, y añadió a esta experiencia de los diferentes sabores del café que “incluso entre los dos de Veracruz saben diferentes”.

“A mí los de Oaxaca se me hicieron los más suaves, incluso siento que ni necesitan azúcar, para los que les gusta el azúcar”, continuó, “todos tienen diferentes sabores”.

Al respecto de la imagen mencionó que “cuando Ángel me invitó me dijo que quería hacer algo que tuviera que ver con de dónde viene la marca, que viene del norte, el noreste, y con el producto, porque se hace en el sur del país”.

“Lo que hice fue mezclar los granos del café, la cereza, con todas estas ondas del desierto y con mi estilo. Le puse el nopal, la biznaga y a final de cuentas lo asocian con el norte pero en realidad están en todo el país”, agregó.

También, con su intención de llevar la marca fuera del país —con pedidos ya en camino a lugares de Europa— 52 nace de la lada internacional de México, con el añadido de ser un nombre de fácil traducción, pronunciación y reconocimiento en otros idiomas.

“Yo tengo algunos puntos aquí, donde les dejaré producto”, comentó Gutiérrez, quien a través de su marca Konffee ya comercializaba algunos productos de café, sobre la distribución, “pero lo principal será en linea, a través de MercadoLibre y Amazon, pero también meterlo a tiendas como Al Súper y H-E-B”.

Equipo. Al proyecto se unieron el Instituto Mexicano del Café y diversas cooperativas de Oaxaca y Chiapas.