Foto: Especial
Rivian, el nuevo fabricante de coches eléctricos, acaba de mostrar un vídeo en las redes sociales para demostrar las cualidades de su primer modelo, el R1T

El coche eléctrico está llegando a todos los nichos de mercado en el ámbito de la automoción. Lo que comenzó como una apuesta en determinados segmentos muy concretos, se ha terminando expandiendo en toda la industria. Sus capacidades le han hecho convertirse en la mejor apuesta para sustituir a las opciones de combustión interna.

Ahora bien, echando un rápido vistazo a la situación actual, todavía existen algunos nichos de mercado muy focalizados en los que las mecánicas eléctricas no tienen ningún protagonismo. Los modelos puramente urbanos apenas carecen de alternativas sin emisiones contaminantes entre las diferentes versiones existentes.

Sin embargo, existe una opción en la que todavía podemos encontrar una carencia de alternativas sostenibles desde el punto de vista de las emisiones. El segmento de las camionetas o pickups no dispone de una opción eléctrica. Pese a la disposición de un chasis muy aprovechable para la inclusión de baterías, no ha habido hasta este momento un fabricante que ha lanzado esta tecnología.

Rivian, un fabricante especializado en el segmento eléctrico, se ha convertido en el primero en ofrecer una opción puramente eléctrica. El R1T será el primer modelo que competirá en un mercado dominado únicamente por las alternativas basadas en combustibles fósiles. Este nuevo reto, de hecho, servirá de indicador para conocer en qué sentido se mueve la transformación del parque.

La compañía de Michigan, Estados Unidos, acaba de hacer público un vídeo en las redes sociales en el que define cómo serán algunas de las cualidades que mejor definirán al primer modelo que se comercializará. ¿Qué podemos destacar de la primera pickup con aspiraciones eléctricas? Su éxito podría determinar la llegada precipitada de otras versiones electrificadas de la competencia.

Un producto especialmente diseñado para el ámbito rural

El proyecto de Rivian se ha realizado al mismo tiempo que el realizado por Workhorse. En ambos casos, se ha querido sacar partido a una de las ventajas de las motorizaciones eléctricas respecto a las soluciones de combustión interna. La disposición del par máximo de forma instantánea es fundamental para garantizar un buen desarrollo fuera del asfalto.

Las imágenes muestran a la perfección cómo el coche eléctrico puede llegar a estar igual o incluso mejor cualificado para el disfrute de la conducción fuera del asfalto. La tecnología ofrecida por Rivian, en este sentido, hace entrever que estamos ante un fabricante con un gran potencial en los próximos años. Ahora bien, ¿podría decirse que este nuevo paso podría tener repercusión en Palo Alto?

Tesla es una de las firmas mejor posicionadas para la producción de una camioneta en el corto y medio plazo. Ya son varios los eventos que Elon Musk y su equipo han aprovechado para detallar nuevas características que tendrá el que se antoja que será su próximo modelo. Tras la presentación del Model Y, todo hace pensar que se producirá un pickup.

Podrá transformarse en varios vehículos diferentes

El nuevo fabricante norteamericano de furgonetas y pick-ups eléctricas Rivian, con sede en Michigan, ha presentado las patentes para un sistema de caja modular de carga que puede ser incorporada en su pick-up eléctrica de R1T convirtiéndola en un vehículo con una gran variedad de usos.

Foto: Especial

La Rivian R1T ha sido desarrollada durante los últimos nueve años en secreto y fue desvelada en el pasado Salón del Automóvil de Los Ángeles. Rivian tiene previsto llevar su primera furgoneta eléctrica al mercado a finales del año que viene. Antes de que eso ocurra, y como complemento para sus clientes, Rivian está trabajando en algunas patentes. La primera fue una batería auxiliar extraíble que permitía aumentar la autonomía del vehículo.

Ahora ha presentado una segunda llamada "Sistemas y métodos para vehículos eléctricos reconfigurables", que consiste en un sistema modular para ofrecer diferentes configuraciones para la caja de carga del R1T. Las especificaciones muestran un sistema reversible para modificar su usabilidad y permitir múltiples usos, entre ellos para incluir este vehículo en servicios de car sharing.

Foto: Especial

La solicitud de patente sugiere un sistema que puede convertir la parte posterior, entre otras cosas, en una plataforma plana regular, un módulo de carga, un módulo cubierto, un vehículo recreativo para acampar o en un módulo con apertura lateral. Para su instalación cuenta con un sistema de cierre combinado que incorpora algunos sensores para que informan al vehículo sobre su configuración actual.

La Rivian R1T, con capacidad para cinco ocupantes, está fabricada sobre una plataforma “skateboard” diseñada por la propia empresa. En ella monta cuatro motores eléctricos que pueden configurarse con diferentes niveles de potencia, con un máximo de 147 kW (197 CV) cada uno que combinados ofrecen una potencia total de 300 a 562 kW (402-753 CV). Estos se asocian con varias capacidades de batería que pueden elegirse entre 105 kWh que ofrece una autonomía de más de 370 kilómetros, 135 kWh y 480 kilómetros y 180 kWh y 643 kilómetros. La potencia de carga máxima admisible, en corriente continua será de 160 kW, mientras que en corriente alterna, monofásica y trifásica, puede alcanzar los 11 kW.

Foto: Especial

Su precio de venta, para el modelo base, con la configuración más baja será de 69.000 dólares, unos 60.000 euros, y las entregas están previstas para 2020.

Con información de hibridosyelectricos.com y urbantecno.com