EFE
Tuvo que ser operado de urgencia tras el accidente

El torero Román, sufrió una cornada de 30 centímetros en el muslo derecho, al intentar matar a su tercer toro en Plaza de Toros de Las Ventas, España. 

Román, se perfilaba para matar cuando fue prendido por el muslo derecho, y quedó colgado del astifino pitón durante unos instantes que parecieron verdaderamente eternos.

 Cuando Román cayó a la arena se le vio totalmente conmocionado, se echó mano al muslo, y fue trasladado con urgencia a la enfermería.

Hasta entonces, Román había conmovido a la plaza con una faena épica, propia de un torero heroico, que hizo frente a la adversidad con una hombría admirable

EFE

El torero tuvo que ser intervenido quirúrgicamente un par de veces por una trombosis en la pierna derecha. 

En esta segunda intervención se le ha practicado un bypass con vena de la otra pierna para recuperar el canal de sangre en la zona afectada por la cornada.