Foto: Especial
Transporte y alimentos encabezaron alzas el mes pasado; analistas prevén que indicador seguirá a la baja en el año

La inflación en México perdió más fuerza de lo previsto por analistas, quienes estiman que continúe con una tendencia gradual a la baja en lo que resta del año. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que los precios al consumidor subieron 4.28% durante mayo con relación a hace un año, siendo menor que la inación de abril pasado, cuando alcanzó un pico de 4.41%.

La inflación es la principal responsable de que el valor del dinero disminuya, porque se encarga de subir el precio de bienes y servicios de manera generalizada, reduciendo el poder de compra de las familias. Los precios subieron en mayo menos que lo pronosticado por analistas consultados por CitiBanamex, de 4.34% en comparación anual.

El transporte fue lo que más subió de precio el mes pasado, principalmente las gasolinas, que aumentaron 8.5%, seguido de los alimentos, cuyo costo se elevó 5.3% y fue la mayor alza desde que inició el año. 

En cambio, el precio de los muebles y aparatos domésticos bajó 1.3% durante mayo, siendo el quinto mes consecutivo a la baja, de acuerdo con las cifras del Inegi. Analistas de CitiBanamex creen que la inación general alcanzó su pico del año en abril pasado y anticipan que continuará con tendencia gradual a la baja, aun cuando siguen viendo riesgos al alza derivados por los incrementos salariales de meses recientes.

Datos del Inegi señalan que Tehuantepec, Oaxaca, fue la entidad donde la inación alcanzó el nivel más alto en mayo, de 6.3%, seguida de la capital de Querétaro, con 6%, y Acapulco, Guerrero, con 5.6% en relación con igual mes de 2018.

En cambio, Ciudad Juárez, Chihuahua, reportó la inación más baja, de 2.1%, continuando con Tampico, Tamaulipas, con 2.8%, y Mexicali, Baja California, con 3%. Para Alejandro Stewens Zepeda, especialista de Scotiabank, el reciente recorte en la calicación crediticia de Pemex, así como las crecientes tensiones comerciales entre México y Estados Unidos, pueden aumentar los riesgos para la inación.

El Inegi reportó que el conjunto de bienes y servicios que conforman la canasta básica aumentó de precio 4.2%, siendo la menor alza en los últimos tres meses. Especialistas de Banorte prevén que si la inación mantiene la tendencia a la baja, sería positivo a la vista del Banco de México (Banxico), dándole espacio para recortar la tasa de interés a nales del año, desde su nivel actual de 8.25% anual.

Sin embargo, recomiendan seguir de cerca a los bienes agropecuarios, considerando que sus precios siguen siendo bajos, pese a las alzas que pudieran presentar por la disrupción en la oferta de carne de cerdo. Desde la perspectiva de los analistas de Invex, nuevos episodios de depreciación del peso frente al dólar representan riesgos para la inflación, lo que aunado a otros factores, va a impedir a Banxico recortar tasas de interés en el futuro. Con la cifra de mayo, los precios al consumidor acumulan tres meses subiendo más de 4%, es decir, fuera del rango que establece el objetivo de inación de Banxico.