Ciudadanos yemeníes presentan sus documentos para recibir raciones de comida de una ONG local, en Saná, Yemen. (AP Foto/Hani Mohammed)
La emergencia global está sobre nosotros, con 18 millones de personas sin alimentos. El director del organismo: "No veo ninguna luz al final del túnel"

En Yemen, se está desatando, lo que sin duda es la peor crisis humanitaria en el planeta. La alarma proviene del Programa Mundial de Alimentos (PMA) por su director ejecutivo, David Beasley . 

"No veo ninguna luz al final del túnel", dijo el alto funcionario de prensa al margen de la Asamblea General de la ONU. Podría haber una hambruna en áreas remotas de Yemen, donde los hombres de la ONU no llegan: el país, dice el PMA, está al borde de una emergencia global, con 18 millones de personas (de un total de 29 millones ) con problemas de inseguridad alimentaria, y 8.4 millones ya están muriendo de hambre.

 

La situación, ya difícil para la guerra civil, empeoró después de la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudita en 2015. La economía yemení se encuentra en una grave dificultad, y la moneda local, el riyal, cayó en un 180 por ciento. Mientras que los precios de los alimentos aumentaron un 35 por ciento en los últimos 12 meses.

Con información de Repubblica