Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca / Foto: EFE
Dijo que la preocupación por tener una frontera segura contra el crimen es un tema compartido entre los gobiernos de Trump y de Peña Nieto

Estados Unidos rechazó que la construcción del muro en la frontera con México beneficie al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, rumbo a las elecciones de 2018.

En conferencia de prensa, el  vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, señaló que a la administración estadunidense no le preocupa que la construcción del muro pueda facilitar el proceso electoral en México al “más antiamericano” de los actuales aspirantes a la Presidencia.

“No. La preocupación número uno del presidente es la seguridad de nuestro país. Número dos, son los empleos que son impactados por esto y la capacidad de los estadunidenses de obtener los salarios que merecen”, respondió Spicer sobre si tomaban en cuenta la situación política mexicana.

Spicer respondió así a la pregunta de un reportero, quien se refirió a Andrés Manuel López Obrador, quien ha estado realizando encuentros con paisanos en Estados Unidos.

El portavoz fue cortante, evitó mencionar por su nombre a López Obrador y dijo que la preocupación por tener una frontera segura contra el crimen es un tema compartido entre los gobiernos de Trump y de Peña Nieto.

“El muro es un tema de seguridad nacional. Es algo que cuando se ha discutido con el presidente Peña Nieto se ha visto que es una preocupación compartida sobre los cárteles de la droga, el narcotráfico y ventas de armas a través de la frontera”, apuntó.

De acuerdo con las directrices del presidente Trump, el Departamento de Seguridad Interna debe publicar las bases de la licitación para la construcción y el diseño de algunos tramos de la frontera con México, donde más de 500 empresas han asegurado estar interesadas.