Un diario en Australia asegura que el príncipe y la duquesa de Cornwall ya no están juntos

Camila Parker, la duquesa de Cornwall, la archirrival de Diana, la llamada Princesa de la Gente, no ha estado en ningún acto público de la familia real británica y los rumores no se han hecho esperar.   

Y ante los dimes y diretes, alguien ha dado luz sobre los posibles motivos y la noticia ha corrido por reguero de pólvora. Pues aparentemente la razón por la que Camilla no se ha visto tanto últimamente porque ella y el príncipe Carlos van a divorciarse.

La noticia ocasionó sorpresa porque hace unos días se les vio protagonizando una romántica tarjeta de Navidad. La relación llevaba más de 40 años y aunque ella fue acusada de ser la responsable del rompimiento entre la popular Princesa Diana y Carlos, su historia de amor había sorteado todas las dificultades.
 
Según un informante, la noticia no la quisieron dar durante las fiestas de fin de año, pero el “informante real” dijo a la revista australiana New Idea que: “El matrimonio del príncipe Carlos y Camilla ha terminado”, esa es la afirmación.

Otras de las cosas que reveló la fuente, fue que había informes de que el príncipe ha "tenido suficiente" de su matrimonio y está consultando a su abogada Fiona Shackleton, quien también lo asesoró durante su primer divorcio, con la princesa Diana.

"Si bien todo el mundo ha estado obsesionado con la pelea de Kate y Meghan, y William y Harry se están derrumbando, detrás de las paredes del palacio ha habido un drama mucho mayor", dice la “fuente real”. "Se cree que Carlos y Camilla están listos para anunciar su divorcio de manera inminente. Ya firmaron los papeles y apenas se han visto en los últimos meses, aparte del evento del cumpleaños número 70 de él, al que la reina hizo asistir a Camilla para evitar la especulación".

Y es que desde que lady Diana Spencer llegó a la vida del príncipe Carlos de Inglaterra, hubo una figura que siempre ensombreció su camino. Se trata de Camila Rosemary Shand, conocida como Camila Parker Bowles.

Para Diana, una inocente joven de 19 años que recién se adentraba en el mundo de la realeza, Camila era sólo una buena amiga de Carlos y jamás imaginó que su presencia se convertiría en un enorme peso sobre su espalda.

En los años siguientes la presencia de Camila se hizo más fuerte, y a pesar que su romance había terminado, poco a poco fueron recuperando su amistad y ella se convirtió en un hombro para que Carlos pudiese quejarse de Diana. Fue cuestión de tiempo para que el fuego renaciera llevando al matrimonio al límite.

A pesar que se intentó ocultar, el romance de Carlos y Camila salió a la luz pública por lo que la gente comenzó a sentir un gran rechazo por ella, todo lo contrario a lo que sentían por Diana.

Tras la muerte de la princesa en 1997, las cosas se complicaron aún más para Parker Bowles, pues nadie le perdonó el haber sido amante del príncipe y haber hecho sufrir a la llamada “princesa del pueblo”.