El mariscal de campo de los Patriots de Nueva Inglaterra tiene nivel para jugar por un buen rato

Tom Brady tiene cuerda para rato y el juego del domingo no será el último.

Aunque Brady ha declarado públicamente su deseo de jugar hasta que tenga 45 años, muchos aún creen que el mariscal de campo de los Patriots dará fin a su carrera el domingo. 

Esas ideas fueron aplastadas a través de una entrevista reciente con Jeff Darlington de ESPN, quien Brady dijo que había "cero" posibilidades de que se fuera después del juego del próximo domingo contra los Rams de Los Angeles. Cuando se le preguntó qué es lo que eventualmente lo empujará a retirarse, Brady dio una respuesta bastante simple.

"Creo que es ... lo voy a saber", dijo Brady. "Voy a saber cuándo es el momento adecuado. Me sentiré como 'OK, he tenido suficiente'. Todavía no me siento así. Siento que todavía he hecho muchas mejoras y sigo sintiendo que puedo continuar haciéndolo a nivel de campeonato. Creo que ahí era donde estaba antes y todavía es donde estoy ahora".

Ciertamente no es un comentario sorprendente de Brady. El jugador de 41 años tiene un gran respeto por el juego, y está claro que no es el tipo de jugador que sigue jugando solo. Si bien tendremos que esperar y ver si las habilidades de Brady siguen siendo altas para cuando tenga 45 años, es difícil imaginar que el QB condecorado no podrá cumplir con su ritmo habitual durante la próxima temporada o dos.

Para el jugador común y el aficionado, cabalgar hacia la puesta de sol después de una victoria en el Super Bowl parece ideal. Pero para Brady, otro Trofeo Lombardi probablemente serviría como combustible para hacerlo de nuevo en la campaña de 2019.