Rey Felipe VI, en el marco de los premios princesa de Asturias/ foto: EFE
El rey Felipe VI volvió a abordar la crisis independentista catalana, a la que calificó como "un inaceptable desafío secesionista" al que España hará frente "por medio de sus legítimas instituciones"

En el marco de la entrega de los premios Princesa de Asturias, con una frase contundente, el rey terminó con cualquier conjetura de mediación, como viene pidiendo el gobierno independentista catalán

Ante ello, el monarca ha garantizado que el Estado resolverá este problema “por medio de sus instituciones democráticas” y dentro del “respeto a nuestra Constitución” y a “los valores y principios de la democracia parlamentaria en la que vivimos desde hace 39 años”.

Según el periódico, La Vanguardia Felipe VI ha alertado a los independentistas de que “ningún proyecto” se puede basar en “romper la convivencia democrática”, ni en “la desafección o la división, siempre dolorosa y desgarradora de la sociedad, de las familias y de los amigos”, ni “puede conducir al aislamiento o al empobrecimiento de un pueblo”.

El Rey agradeció a los tres representantes de la Unión Europea, el presidente del Consejo, Donald Tusk, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, su presencia en la ceremonia. A su juicio, ésta “simboliza el compromiso, el apoyo y la solidaridad de las instituciones europeas con España”, su “sistema constitucional” y su “estado social y democrático de derecho”.

Con un carácter de tono europeísta, Felipe VI ha mantenido que la España actual es fruto también de los valores de la UE, y ha renovado el compromiso español con la “convergencia” e “integración” del continente. Dirigiéndose de nuevo a Tusk, Juncker y Tajani, el Jefe del Estado español ha garantizado que “pueden estar seguros” de que la UE encontrará en España “un país esencial de apoyo y lealtad ante los nuevos desafíos que juntos” deben encararse.

Con información de La Vanguardia y La Nación