Captura de pantalla
El portero de los Tigres amagó con golpear a Miguel Layún al final del partido

Nahuel Guzmán es un mal perdedor. El portero de los Tigres salió "caliente" de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf y encaró a Miguel Layún al término del partido. 

Al finalizar el encuentro y momentos antes de la premiación, Miguel Layún se acercó a darle la mano a los futbolistas de los Tigres y todos reaccionaron de buena manera menos al portero argentino. 

Nahuel encaró al futbolista y le recriminó el gesto, incluso amagó con darle un cabezazo sin embargo sus compañeros lo detuvieron y no pasó a mayores.