Foto: Especial
El diputado de Morena Benito Ramírez Rosas, presentó un punto de acuerdo en el cual solicita que Coahuila sea declarado "santuario de migrantes y refugiados", con el fin de que las personas en esa situación y que transitan por el Estado lo puedan hacer libremente y sin ningún riesgo de ser detenidos por agentes migratorios

Alberto Xicoténcatl Carrasco, director de la Casa del Migrante de Saltillo, por medio de su página de Faceboook da a conocer un comunicado en el que hace públicos los nombres de los diputados que votaron en contra de que Coahuila sea nombrado "Santuario de personas migrantes y refugiadas".

El pasado 13 de noviembre, el diputado de Morena, Benito Ramírez Rosas,  presentó un punto de acuerdo en el cual solicita que Coahuila sea declarado "santuario de migrantes y refugiados", con el fin de que las personas en esa situación y que transitan por el Estado lo puedan hacer libremente y sin ningún riesgo de ser detenidos por agentes migratorios.

La Casa del Migrante informa que dicha petición fue desechada gracias a los votos en contra de 11 diputados, cuya mayoría pertenece al PRI y sólo un legislador a la UDC.

Asimismo, expone que el hecho de nombrar a Coahuila "ciudad santuario" garantizaba "los derechos ya consagrados en las leyes locales, nacionales e internacionales de las personas que transitan, son deportadas o han sido reconocidas como refugiadas", pero que no representaba un gasto económico "ni ninguna implicación que no fuera el cumplimiento de la ley y de los derechos humanos a nivel internacional".

Apenas unos días antes, el ex gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, emanado del PRI, exponía en su colaboración en el diario 24 Horas, que México se ha caracterizado históricamente por ser un país abierto a la migración con un mínimo de xenofobia, pero acusa que el discurso político actual ha tomado como protagonista la caravana migrante, lo cual hace que en el Congreso de la Unión diariamente se toque el tema migratorio, aunque expone que mientras nada se haga de fondo todo seguirá igual, por lo que especula que "si la mayoría en el Congreso quiere solucionar el problema migrante del sur del país y dar un mensaje de grandes proporciones en materia de derechos humanos, es tan sencillo como modificar nuestra ley migratoria y permitir a los hermanos centroamericanos entrar, vivir y trabajar en el país sin ninguna restricción".

Xicoténcatl Carrasco hace saber que por el momento que atraviesa nuestro país y luego de las inumerables muestras de racismo, xenofobia y discriminación debido al paso de la Caravana Migrante, "este desprecio al simple cumplimiento de la ley no hace más que acentuar y promover pensamientos y acciones contrarias al deber de las personas que ostentan cargos públicos", que es defender los derechos humanos y combatir la discrminación, por lo que hace un llamado a la Comisión de Derechos Humanos a cargo de la diputada Gabriela Zapopan Garza Galván para que coloque nuevamente el citado punto de acuerdo ante el pleno del Congreso.