Sánchez Cordero recordó que la de 2021 será la elección más grande en la historia de México. Foto: Cuartoscuro
Entre los temas de los que habló en su mensaje inicial, la titular de la Segob se refirió a las elecciones de 2021, la pandemia por COVID-19, libertad de expresión y el caso Ayotzinapa

El gobierno federal respetará las leyes y a las autoridades electorales de cara al arranque del proceso electoral 2020-2021, comprometió la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. 

Al dar su mensaje inicial en su comparecencia por la glosa del Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sánchez Cordero recordó que la de 2021 será la elección más grande en la historia de México. 

“Como responsable de la Política Interior, comprometo el respeto del gobierno federal a las leyes y autoridades electorales, a las que daremos la colaboración y apoyo que nos requieran”, dijo.

La titular de Segob se refirió a la emergencia sanitaria por COVID-19 como una de las pruebas “más duras” en la historia del país y dijo esperar que la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 llegue al país encuanto sea aprobada para uso generalizado. 

“La otra prioridad es reactivar la economía, para que el empleo y el ingreso de millones de mexicanas y mexicanos vuelvan a estar presentes y las familias encuentren seguridad y confianza en su presente y futuro. El gobierno impulsa las inversiones privadas para que sean motor de la reactivación y expansión de nuestra economía”, señaló.

La secretaria de Gobernación afirmó que en México hay respeto pleno e irrestricto a la libertad de expresión y al libre ejercicio del periodismo. La libertad de expresión, dijo, “es un camino de ida y vuelta” en cuyo ejercicio se analiza lo que el presidente dice todos los días en la conferencia de prensa mañanera.

“Refrendar el compromiso del presidente López Obrador con el respeto pleno, irrestricto a la libertad de expresión y al libre ejercicio del periodismo y la crítica, en todos los medios de comunicación social y en las manifestaciones y reuniones de pocos o miles de ciudadanos”, dijo.

“La pregunta que dejo aquí planteada es si los servidores públicos, empezando por el Presidente de la República, tenemos libertad de expresión y al hacer uso de ella el derecho a dar respuesta a las críticas, dentro de los límites constitucionales”, planteó.

A unos días de cumplirse el sexto aniversario de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Sánchez Cordero dijo que la Comisión Especial sobre el tema ha reunido información que dará luz sobre los hechos ocurridos en la noche de Iguala del 26 de septiembre de 2014.

“Por el trabajo de la Comisión Especial contamos con información que arroja luces sobre lo verdaderamente ocurrido esa trágica noche. Seguiremos haciendo todo lo posible, dentro de la ley, para poner a los responsables intelectuales y materiales ante la justicia”, señaló. 

La funcionaria también se refirió a la relación del gobierno federal con los titulares de los gobiernos estatales. Aseguró que, durante la contingencia sanitaria por el coronavirus, se puso por delante el diálogo y la coordinación sin distingo de partidos o diferencias políticas y que el trato con los gobernadores se rige por la Constitución y las Leyes. 

“Hemos actuado con apego a nuestras facultades y con respeto permanente a las de los otros dos poderes y órdenes de gobierno. Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo sin distingo de partidos o diferencias políticas porque el federalismo es el marco de nuestra actuación para que juntos sigamos haciendo frente a la emergencia. El trato con los ejecutivos de los estados y de la Ciudad de México se rige por la Constitución y las leyes”, subrayó.