Foto: Especial
Los términos de compra de reactivos están diseñados para que gane el mismo consorcio de años anteriores, acusan empresas

Aunque la Secretaría de Salud federal atrasó la licitación para pruebas de tamiz metabólico neonatal porque encontró indicios de prácticas administrativas inadecuadas de la empresa que ganó los contratos pasados, las reglas de la nueva adquisición ponen requisitos que excluyen al resto de las concursantes.

Participantes en esta licitación, que se podría fallar este lunes, se han inconformado porque el método elegido por la Secretaría de Salud, así como el requisito impuestos a las empresas de experiencia previa, margina a los competidores, como si más que un concurso, señalan, fuera una “adjudicación directa disfrazada”.

La empresa Tamizaje Plus S. A. de C. V.  ganó contratos federales de pruebas de tamizaje los últimos tres años con contratos por 456 millones de pesos, y este año podrían volver a llevárselo, a pesar de las acusaciones del mismo gobierno.

“No faltan medicamentos, no deja de haber presiones. ¡Imagínense! Sí se rayaban, pues no les gusta que se les acabe el negocio, era una mina de oro”, dijo el 3 de abril el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera respecto a los contratos del tamizaje.

“Disculpen por las molestias que estas obras ocasionan, pero la corrupción la vamos a acabar”.

Ante denuncias por falta de pruebas de tamizaje, que detecta enfermedades metabólicas o anomalías congénitas en recién nacidos, el secretario de Salud Jorge Alcocer dijo el mismo 3 de abril que la aplicación del tamiz neonatal se había suspendido en 12 estados, lo que se regularizaría en tres semanas.

Sin embargo, un día después el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López-Gatell Ramírez dijo que todas las entidades estaban aplicando de forma normal la prueba.

“Estas presuntas irregularidades son respecto a la decisión de cambiar el esquema de realizar las pruebas en la red nacional de laboratorios de la Secretaría de Salud para contratar a una empresa privada, no es algo ilegal pero sí de llamar la atención”, dijo entonces López- Gatell sobre la empresa que podría ganar hoy lunes la licitación.

El pasado 8 de julio, la Secretaría de Salud, a través de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, lanzó la convocatoria para la licitación LA-012L00001-E127-2019 “Contratación de servicios especializados en el procesamiento de pruebas de Tamiz Metabólico Neonatal”, cuyos resultados se darán a conocer este 22 julio.

Con esta licitación el gobierno federal busca comprar entre 527 mil 935 y un millón 319 mil 840 pruebas para las 32 entidades del país, divididas en cuatro regiones, para detectar seis enfermedades, según los lineamientos publicados en Compranet. El costo será de alrededor de 220 millones de pesos.

El gobierno licitó un tipo de pruebas que sólo una marca finlandesa produce, Perkin Elmer —antes Wallac Oy–, marca que distribuye en México Tamizaje Plus.

“El licitante deberá contar con equipos instalados suficientes para llevar a cabo el proceso de análisis, utilizando como lectura final la técnica de fluorescencia automatizada”, señala la licitación en el anexo, correspondiente a especificaciones de laboratorio y equipo de procesamiento.

Además de la de fluorescencia automatizada, existe la prueba de tamizaje por el método de absorbancia. Ambas están aprobadas por Salud para ser utilizadas, pero el gobierno federal quiere comprar la de luminiscencia, que sólo vende la misma empresa que recibió críticas por faltas administrativas.

Según la empresa Ensayos y Tamizajes de México S. A. de C. V., que presentó una inconformidad ante el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, este requisito —que solo se acepte el método de luminiscencia— está dirigido a la empresa Tamizaje Plus S. A. de C. V.

“Esta metodología es única y exclusiva del distribuidor en México Perkin Elmer de México S. A., cuyo fabricante es la finlandesa Wallac Oy, por lo que dicho requerimiento beneficia con ello exclusivamente a la marca registrada Wallac Oy, quien en esta licitación tiene la autorización exclusiva para que el licitante Tamizaje Plus, S.A. de C.V., en participación conjunta con Tamiz Ampliado de Yucatán, S.A. de C.V., sea el beneficiado de la adjudicación”, dice la inconformidad presentada el 18 de julio.

“Esta investigación de mercado tiene la finalidad de realizar una licitación a modo o una simulación de una licitación pública, cuando en realidad se trata de una adjudicación directa disfrazada”.

El 28 de junio de este año, el órgano interno de control del Hospital General Dr. Manuel Gea González anuló el procedimiento de contratación del tamiz neonatal en ese importante nosocomio, que también solicitaba la técnica de fluorescencia automatizada, ya que consideró que hay más de una técnica eficaz para dichos análisis. La Norma Oficial Mexicana 034-SSA2-2013 también avala más de una técnica de tamizane.

Sin embargo, para la licitación nacional fue rechazada la queja presentada por Ensayos y Tamizajes de México en la junta de aclaraciones del 11 de julio.

Existen empresas que, al igual que Tamizaje Plus, podrían importar los equipos de la finlandesa Perkin Elmer para garantizar la técnica de fluorescencia automatizada. Sin embargo, hay un segundo requisito que no alcanzan, esto es una experiencia mínima de seis años en contratos públicos de tamiz neonatal.

Las compañías licitantes Soluciones de Ingeniería en Automatización de Inventarios S. A. de C. V. y Selecciones Médicas del Centro S. A. de C. V. expusieron la inconformidad en la junta de aclaraciones del 11 de julio.

“Solicitamos modifiquen el criterio de experiencia, ya que esto limita la entrada a nuevas empresas que no han sido beneficiadas por las decisiones del pasado, donde incluso ha habido adjudicaciones directas a una misma empresa sin el proceso de transparencia”, señala la petición de aclaración de Soluciones de Ingeniería en Automatización de Inventarios, la cual fue rechazada por la autoridad.

Ante esto, de las ocho empresas que buscaban participar y que estuvieron en la reunión de aclaraciones de las bases de licitación, solo cuatro hicieron una oferta. Tamizaje Plus en alianza con Tamiz Ampliado de Yucatán, y Ensayos y Tamizajes de México, en conjunto con Laboratorios Diagnomol.

Soluciones de Ingeniería en Automatización de Inventarios y Selecciones Médicas del Centro, que cuestionaron los años de experiencia en contratos públicos requeridos en la licitación, optaron por no presentar oferta.

Tamizaje Plus ofertó pruebas en las cuatro regiones, mientras que Ensayos y Tamizajes de México en una, por lo que la empresa que ha ganado contratos los últimos tres años va sola en tres de las cuatro regiones.

El precio por unidad de prueba de tamiz es más caro en el caso de Tamizaje Plus, 140.99 pesos, contra los 118.20 pesos por unidad que ofrece Ensayos y Tamizajes de México. Sin embargo, Tamizaje Plus bajó el precio que ofreció en 2017, el cual fue de 149.75 pesos por unidad en dos regiones; 159.65 pesos en otra región y 170.60 en otra.

Para el máximo de pruebas solicitadas por la Secretaría de Salud para 2019, con Tamizaje Plus costaría 186 millones de pesos, 21 millones menos de lo que pagaron a la misma empresa un año antes por adjudicación directa.

Ligas con priistas de Tabasco... Lee la nota completa en Animal Político