Papa Francisco | Foto: Especial
"De la desolación a la consolación"

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco hizo ayer un llamamiento para que los seres humanos superen el miedo, la cerrazón y la desolación, elementos que acaban con la esperanza, durante la homilía que pronunció en la Vigilia Pascual del Sábado Santo. 

El pontífice pidió que las personas pasen “de la cerrazón a la comunión, de la desolación a la consolación, del miedo a la confianza”, durante este rito de Semana Santa que se celebró en una Basílica de San Pedro repleta de fieles.

La ceremonia comenzó a las 20:30 hora local con la basílica totalmente en penumbra y en silencio, para conmemorar el dolor de la muerte del Señor Jesucristo.

Durante el riro, el papa Francisco grabó una cruz y también la primera y la última letra del alfabeto griego -alfa y omega-, junto con las cifras del año en curso, al tiempoque oraba en idioma latín.