Aceptan. Pérez-Gavilán fue ratificada como directora y alumnos entregaron la escuela. / Mayra Franco
La Oficialía Mayor y la Coordinación de Unidad Saltillo de la UAdeC dialogarán con los docentes y se comprometen a evitar todo acto de represión contra estudiantes.

El conflicto que inició el miércoles con el cierre temporal de la Escuela de Artes Plásticas “Rubén Herrera” de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), terminó con la firma un documento que señala 17 compromisos entre los alumnos y directivos involucrados

En síntesis, algunos de los puntos acordados son los siguientes: Que los estudiantes entreguen pacíficamente la escuela en busca del diálogo y soluciones, la ratificación de la doctora Ana Isabel Pérez-Gavilán como directora del plantel, la reinstalación de un alumno como consejero escolar. 

Además, los 10 alumnos firmantes se comprometen a instalar un altar de muertos tradicional, se realizará una junta de maestros y dos foros semestrales con alumnos para generar propuestas. 

También se creará un espacio de exposiciones en Campo Redondo de la UAdeC, se buscará brindar rápida atención a los alumnos, y que la escuela mejore sus mecanismos de comunicación interna.

La Oficialía Mayor y la Coordinación de Unidad Saltillo de la UAdeC dialogarán con los docentes y se comprometen a evitar todo acto de represión contra estudiantes.

Firmaron el acuerdo la directora, Pérez-Gavilán; dos de sus colaboradores cercanos, diez alumnos y como testigos: el secretario general de la Unidad Saltillo,  Miguel Ángel Rodríguezel; oficial mayor, Daniel Garza; y el coordinador de la Unidad Saltillo, Víctor Cobos.