Foto: Especial
Del Mazo ordena diseñar política contra desapariciones de mujeres

Toluca, Méx., El gobierno del estado de México reforzará la seguridad en zonas consideradas de alto riesgo por la incidencia de feminicidios, principalmente en el municipio de Ecatepec, donde la Fiscalía General de Justicia de la entidad tiene identificadas al menos 43 colonias peligrosas para las mujeres.

El secretario general de Gobierno, Alejandro Osuna, dio a conocer que la vigilancia estará a cargo de la policía estatal, con apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal, como se acordó en una reunión efectuada el lunes entre el gobierno de Alfredo del Mazo y representantes de las fuerzas federales.

También se determinó acelerar la formación de una policía especializada en violencia de género.

La detención de la pareja de presuntos feminicidas que operaba en Ecatepec y confesó haber asesinado a más de 20 mujeres en los seis años recientes, y las muertes de la niña Valeria, en el municipio de Melchor Ocampo, el domingo pasado, y de una mujer que el martes apareció embolsada en la colonia Jardines de Morelos, llevaron al gobierno mexiquense a actuar de manera inmediata, dijo el funcionario.

Habrá mayor presencia de policías y militares en zonas de alta incidencia de feminicidios. Foto: Especial

En unos días, dijo, habrá mayor presencia de policías y militares en zonas de alta incidencia de feminicidios. La colonia Jardines de Morelos es considerada una de las más conflictivas de la entidad.

Este año se han cometido al menos 71 feminicidios en el estado de México, a los que se suman 190 muertes violentas de mujeres catalogadas por el Ministerio Público como homicidios dolosos.

Los municipios donde más mujeres han sido asesinadas este año son Ecatepec y Nezahualcóyotl (incluidos en la alerta por violencia de género emitida hace tres años), así como Zumpango y Tecámac, donde no se ordenaron medidas especiales de protección.

El gobernador Alfredo del Mazo aceptó las recomendaciones que le hizo un grupo de trabajo especializado que analizó las desapariciones de mujeres y niñas en el estado, fenómeno por el cual organizaciones sociales exigieron que se emita otra alerta de género.

Esos organismos pidieron a la administración estatal aplicar políticas encaminadas a mejorar la seguridad de las mujeres, evitar las desapariciones y atender a las víctimas de este delito.

El gobernador instruyó al secretario de Justicia y Derechos Humanos, Rodrigo Espeleta, coordinar la elaboración de políticas multidisciplinarias con acciones específicas y medibles que permitan evaluar resultados.

Según la Ley General de Desapariciones, el gobierno mexiquense deberá informar a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres sobre el cumplimiento de las recomendaciones en un plazo de seis meses, para que ese organismo determine si se emite declaratoria por violencia de género debido a la desaparición de mujeres.