El jugador mexicano no tiene cabida con el equipo y ya buscan rescindir su contrato

Carlos Gullit Peña ha venido de más a menos durante su trayectoria futbolística y todo por problemas extracancha. Su estancia en el futbol podría terminar debido a que el dueño de su carta ya no lo quiere. 

El Rangers de Escocia es el dueño de la carta del mexicano, que lo compró a Chivas por 3.5 millones de dólares cuando el conjunto escocés era dirigido por Pedro Caixinha. 

A Pesar de su mala reputación con el alcohol, el mexicano tuvo su gran oportunidad de brillar en el futbol europeo. El Rangers es uno de los equipos más famosos de Escocia y una buena campaña lo habría colocado en otro equipo de mayor trascendencia. 

Los europeos ya no quieren al mexicano, prefieren rescindir el contrato y no pagar el resto de su salario que ronda un millón de dólares por año. No les interesa perder su inversión.

Para ello han hablado con gente del Cruz Azul y el Necaxa, su último equipo, debido a que el Gullit salió de la Máquina por su alcoholismo y delos Rayos por recaer en los excesos,  a pesar de haber estsado en rehabilitación. 

El reporte está hecho y dentro de poco procederán para poder rescindir el contrato, de esta forma no tendrán que pagar nada y el jugador quedará libre.

El propio futbolista afirmó que tiene ofertas de clubes de Polonia y Turquía sin embargo parece que no llegarán esas oportunidades a pesar de todavía conservar calidad futbolística.