Nicole Chávez y Julio César Chávez
Nicole Chávez habló sobre las adicciones de su padre cuando ella era una niña y la manera en que lo superó

Nicole Chávez es la hija menor de Julio César Chávez y en su niñez vivió en carne propia las adicciones de su padre, sin embargo no le guarda ningún rencor.

La ahora actriz de Televisa aseguró que perdonó a su padre gracias a las terapias que recibió, porque entendió que el "César del boxeo" sufría de una enfermedad.

También afirmó que nunca lo vio en mal momento, pero tiene algunos recuerdos del boxeador bajo los influjos de las drogas o el alcohol, pues explica que tenía sus 'mañas' para no hacerlo tan notorio. 

“Sobre el alcoholismo y drogadicción de mi papá, gracias a dios lo sané, perdoné y aprendí que era una enfermedad. Y es que desde muy chica comencé a ir a terapias, me volví constante cuando mi papá me invitaba a hacer terapias en sus centros de rehabilitación, iba sola o con mis papás. Esto fue cuando mi papá ya estaba rehabilitado y abrió las clínicas y comenzamos a ir con los psicólogos y médicos", explicó Nicole Chávez en entrevista con la Revista Clase. 

“A diferencia de mis hermanos que los escucho, nunca vi a mi papá muy mal, drogarse o tomar, es chistoso e ingenuo, pero creo que es porque se daba sus mañas. Usaba botellas de refrescos y ahí metía el alcohol y bueno, pues a estirar el codo. Nunca tuve una actitud por parte de él que pueda considerar me faltara el respeto, como darme una nalgada o algo parecido, y que le gritara a mi mamá. Nunca fue por ahí, lo recuerdo transformado con la mirada perdida y los ojos rojos al hablarme y eso me llamaba mucho la atención. Por eso mismo mi mamá me decía que no le tuviera miedo que estaba enfermo”, añadió.  

Ahora, Nicole sabe que su padre ha cambiado por completo y está orgullosa de él porque se dedica a ayudar a personas con adicciones. 

 “Algo que recuerdo mucho de niña es que no entendía por qué mi papá gritaba muchas cosas, pero fueron pocas ocasiones y de ahí verdaderamente mi papá se ha esforzado a compensar todo lo malo que hizo. Yo de verdad lo veo y admiro, ya que después de aproximadamente 12 años se ha mantenido limpio de drogas. Ahora a él le interesa salvarle la vida a los famosos y otras personas en su clínica, algunas veces hasta beca a personas y a sus casi 60 años llega a hacer peleas de exhibición para recaudar fondos. Es alguien que a la mejor se hizo mal a sí mismo y a otros en su momento, pero es más bueno todo lo que ha dejado o hecho últimamente”, remató.