Archivo
Martí Batres, a través de su cuenta de twitter, acusa a Ricardo Monreal de ensuciar la elección en el Senado y de ser un "factor de división en Morena", Monreal responde pidiendo "unidad"

Este día, con 33 votos a favor y 29 en contra, el Senado eligió a la tabasqueña Mónica Fernández como presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, hecho que no fue avalado por el actual líder del Senado, Martí Batres.

Dentro de la guerra que se dio en las redes sociales luego de estas elecciones, Martí Batres, a través de su cuenta de twitter, acusa a Ricardo Monreal de ensuciar la elección en el Senado y de ser un "factor de división en Morena" y pide su renuncia a la coordinación del Grupo Parlamentario de Morena, pidiendo y "elegir a una mujer honesta al frente".

De igual manera, subrayó que "se convocó a votar a senadoras y senadores de Morena. De última hora se dejó votar al Grupo del PES. En consecuencia debe dejarse votar al Grupo Parlamentario del PT”, sostuvo.

“Durante meses el senador Monreal me persiguió y me combatió para sacarme de la Mesa Directiva. ¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo y el poder de un solo individuo”, acusó.

Ante estas acusaciones, el senador Ricardo Monreal ofreció una conferencia de prensa en la que da a conocer su postura y expone que en un "ejercicio inédito" se llevó a cabo la elección para elegir nuevo liderazgo o por la continuidad.

Monreal dijo que no buscará confrontarse con Batres. “Actúo con altura de miras, porque el país necesita políticos muy tolerantes, políticos inteligentes que busquen el cómo avanzar en las instituciones”, expuso. 

"Le tenemos aprecio y reconocemos su trabajo", dijo Monreal sobre Batres. 

"Aquí estamos, yo celebro la madurez del grupo del Senado, nadie quiere que se divida el grupo y no se va a dividir. Estamos muy tranquilos, muy serenos, en una actitud de prudencia, no vamos a ahondar diferencias", expresó el senador

"Estamos haciendo un llamado a la conciliación y a mantenernos unidos, por la cuarta transformación y el cambio de régimen nos necesita y no podemos poner en riesgo este propósito que nos trazamos hace muchos años y que se concretó en la elección de julio del 2018.

“Entiendo las reacciones, las comprendo, aunque sean injustas las descalificaciones, tengo la piel por el tiempo muy dura y no me genera ningún problema de conciencia, porque no he hecho nada malo”, subrayó Monreal.