Instagram
Tres familiares de Lula han muerto desde que el exgobernante comenzó a tener problemas legales

La familia de Luiz Inácio Lula da Silva dedicó hoy una emotiva despedida al exmandatario tras ser liberado por unas horas para que pudiera asistir al funeral de uno de sus nietos.

El abrazo familiar fue captado por el fotógrafo Ricardo Stuckert, quien compartió la imagen en su cuenta de Instagram y de inmediato se viralizó.

Lula da Silva, que cumple una condena de 12 años de cárcel por corrupción, abandonó por primera vez la cárcel desde su reclusión, en abril de 2018.

Desde la prisión de Curitiba, en el estado de Paraná, viajó por la mañana a Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, para participar en el velorio de su nieto Arthur, quien murió el viernes por causa de una meningitis.

Tras aterrizar en el Aeropuerto de Congonhas, en la capital paulista, Lula fue en helicóptero a Sao Bernardo do Campo, donde fue escoltado al Cementerio Jardim da Colina por policías.

El viernes, la Justicia Federal de Paraná autorizó a Lula air al velorio luego de que se le envió un comunicado a la Policía Federal para que preparase la logística para la salida.

TRAGEDIA FAMILIAR
Tres familiares de Lula han muerto desde que el exgobernante comenzó a tener problemas legales.

Primero fue su esposa Marisa Letícia, quien murió el 3 de febrero de 2017, cuando Lula empezó a ser investigado por la justicia brasileña en una compleja investigación sobre la petrolera estatal, Petrobras, que se convirtió en el mayor escándalo de corrupción en la historia del país y que ha involucrado a decenas de funcionarios gubernamentales.

En enero pasado, Genival Inácio da Silva, mejor conocido como 'Vavá', hermano mayor de Lula, falleció de cáncer, sin la posibilidad de que el exmandatario acudiera a su entierro pese a que solicitó el permiso a las autoridades.

Finalmente este viernes, Arthur, de 7 años de edad y nieto de Lula, murió en un hospital en Santo André por complicaciones de meningitis.

El expresidente fue informado en la tarde por uno de sus abogados y pudo hablar con su hijo Sandro Luís, padre de Arthur, por teléfono.

Desde la encarcelación del expresidente, en abril del año pasado, Arthur visitó en al menos dos ocasiones a su abuelo.

Especial