Hallazgo. El Grupo Vida ha localizado 20 fosas clandestinas con restos de presuntos desaparecidos.
Grupo Vida de Torreón apoyará a quienes han perdido su trabajo por dedicarse a la búsqueda de familiares desaparecidos

El colectivo de familiares de personas desaparecidas Grupo Vida de La Laguna, anunció un proyecto de venta de tortillas de harina para ayudar a madres que han perdido el trabajo por entregarse a la búsqueda de sus familiares, e incluso para subsidiar la misma búsqueda.

Tras informar que el colectivo ya ha avanzado hacia la recuperación de restos de la fosa clandestina de San Antonio del Alto, Silvia Ortiz, representante de dicho colectivo, informó que este proyecto nació de las carencias que han sufrido las madres con el paso de los años en los que han acudido a las diversas fosas clandestinas para realizar la recuperación de restos óseos en los más de 22 puntos que ha descubierto Grupo Vida.

“Las familias pierden empleo, pero lo que desean es seguir buscando. Es por ello que el proyecto que metimos es de una tortillería. Se empleó a dos compañeras, se compró una máquina, se rentó local y se compraron insumos”, informó Silvia Ortiz.

 

“Cada familia venderá paquetes y solo devolverán lo de insumos y así se apoyarán para continuar. Es poco pero en ocasiones para ir a revisión no tienen ni para el camión. Esto les ayudará”, agregó.

Esta actividad se suma a la que realiza el colectivo Solecito, en Veracruz, que recibe donaciones de ropa de diferentes partes del mundo para continuar con sus actividades en las que han encontrado miles de restos óseos y cuerpos sin identificar.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, entre diciembre de 2018 y julio de 2019, dichos trabajos han derivado en el hallazgo de por lo menos 33 kilos de restos óseos en estado de carbonización y calcinación, así como también se reportó el hallazgo de un cráneo recuperado de igual manera en fosas clandestinas de Coahuila.