Marc-André Ter Stegen, arquero del Fc Barcelona. Foto: AP
El arquero alemán Marc-André Ter Stegen batió un récord de la temporada 2005-06: el de pases completados por un portero, con 51 en 62 intentos.
Ter Stegen juega bien con el pie, pero conviene no recordárselo mucho"...
Diario "As"

Un solo partido fue suficiente para que el arquero alemán Marc-André Ter Stegen generara debate por su inclinación a jugar el balón con los pies: ¿es genial, temerario o las dos cosas?

La marcha del chileno Claudio Bravo al Manchester City propició el gran deseo de Ter Stegen, ser el arquero titular del Barcelona en la Liga española, algo que no pudo conseguir en las dos anteriores temporadas. Jugó el domingo desde el inicio ante el Athletic de Bilbao y no dejó indiferente a nadie.

El alemán sublimó en San Mamés su conocido estilo, el de un arquero que juega mucho con los pies y no tiene miedo a perder el balón, y batió un récord de la temporada 2005-06: el de pases completados por un portero, con 51 en 62 intentos.

Sólo dos jugadores de campo le superaron en esta faceta: sus compañeros Sergi Roberto, con 55 de 67, y Sergio Busquets, con 54 de 59. Por detrás de él quedaron, entre otros, jugadores como Ivan Rakitic o incluso Lionel Messi. No sólo eso, sino que Ter Stegen dio más pases que cualquier jugador del Athletic de Bilbao.

Pero también es cierto que los riesgos asumidos estuvieron a punto de causar algún disgusto a su equipo. Por ejemplo, en los instantes iniciales del encuentro entregó un balón franco a Beñat, centrocampista rival, cuyo disparo en el mano a mano lo estrelló en la cara del alemán.

La singularidad de Ter Stegen no deja indiferente a nadie y hoy la prensa publicó opiniones muy diversas sobre sus condiciones. Para unos es vital por su capacidad para iniciar el juego del Barcelona y para otros arriesga en demasía y se expone exageradamente a robos peligrosos del contrario.

"Mostró sus dos versiones. La del portero que parece que va tan sobrado que comete errores infantiles (como ese pase a Beñat o como sus 'escapadas' alocadas fuera del área con el balón en los pies) y la del meta genial que saca manos de donde parece imposible", publicó "Sport".

Para "As", "Ter Stegen juega bien con el pie, pero conviene no recordárselo mucho". Y añadió: "Se maneja, desde luego, y eso sin menoscabo de las habilidades clásicas del portero. Pero el Barça acude tanto a él, y él se toma tantas confianzas, que los aficionados culés van a ver los partidos con el corazón en vilo. Y unos cuantos puntos puede costar".

El portero alemán del FC Barcelona, Marc-André ter Stegen (d) atiende las instrucciones del segundo entrenador Juan Carlos Unzue (i). Foto: EFE

"Ter Stegen debutó como portero sin Bravo y lo hizo muy bien, con algunas acciones de infarto. Con el meta alemán, muy sobrado, se sufrirá siempre hasta que acabe el partido, pero realizará paradones impresionantes", destacó "Mundo Deportivo".

A sus 24 años, Ter Stegen disfrutó de una titularidad en la Liga española que Bravo, por decisión de Luis Enrique, le negó en las últimas dos campañas. Para suplir al chileno, el Barcelona fichó al holandés Jesper Cillessen, aunque no parece que sea para inquietar el estatus actual del alemán.

Lo que es innegable es que Ter Stegen no va a cambiar un estilo que lo convierte en singular, uno de los principales motivos por el que llamó la atención de un Barcelona siempre atento a los arqueros que manejan bien el balón, que actúan como un libre, como un futbolista más.

Lo que gran parte de la crítica le pide a Ter Stegen es que minimice riesgos, que seleccione bien las jugadas en las que merece la pena jugar la pelota desde su posición. Pero parece que en su esencia está asumir esos riesgos, aunque sea a costa de provocar algún amago de infarto en sus seguidores.