Foto: Especial
Adrián LeBarón expresó: “Hoy no me importa la economía, la corrupción, ni que estemos hoy aventando discursos. Tampoco es mi interés mentarle la madre al presidente”. Lo relevante, dijo, es que la ciudadanía viva como si nada pasara ante los crímenes, porque eso representaría un suicidio colectivo

Ciudad de México. La concentración en el Monumento a la Revolución en protesta por el primer año de gobierno del Andrés Manuel López Obrador devino en un mitín de apoyo a la familia LeBarón y en una crítica a la política de abrazos y no balazos.

Invitado a subir al templete, Adrián LeBarón llamó a “plantarle cara sin descanso a cualquier tipo de violencia”.

Foto: Especial

Julián LeBarón a su vez sostuvo que quienes asesinan a mujeres, niños y bebés “no tienen patria, no tienen pueblo y no tienen madre. Aquellos no son mexicanos”.

Foto: Especial

Además, exhortó a defender la vida y a continuar la marcha hacia el Museo Memoria y Tolerancia “para que me den un abrazo”. También convocó: “Nos vamos a levantar como un león contra los asesinos”.

Foto: Especial
Foto: Especial

Adrián LeBarón sostuvo que se le han acabado las lágrimas de tanto llorar y expresó: “Hoy no me importa la economía, la corrupción, ni que estemos hoy aventando discursos. Tampoco es mi interés mentarle la madre al presidente”. Lo relevante, dijo, es que la ciudadanía viva como si nada pasara ante los crímenes, porque eso representaría un suicidio colectivo.

Foto: Especial
Foto: Especial

Después de los discursos de ambos y tras entonarse el himno nacional concluyó el encuentro y decenas de personas caminaban por avenida Juárez hacia el Museo Memoria y Tolerancia.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México reportó que en esta marcha participaron cerca de ocho mil personas. La dependencia desplegó 2 mil 342 elementos para resguardar este y la ceremonia del primer año de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.