Foto: Armando Ríos
Las mujeres pidieron la destitución de los funcionarios que no han trabajado ni logrado resultados en estos casos de larga data

En el marco del Día de la Madre a celebrar el próximo 10 de mayo, las madres de familias de desaparecidos realizaron una caravana por las instituciones dedicadas a la búsqueda, para exigir los resultados que no han llegado a más de una década de iniciar su lucha: “no hay nada que festejar”, aseguran.

Como parte de la manifestación, las madres acudieron a instituciones como el Centro Regional de Identificación Humana, la Fiscalía General del Estado, la Fiscalía de Desaparecidos y el Palacio de Gobierno, donde nuevamente pidieron la destitución de los funcionarios que no han trabajado ni logrado resultados en estos casos de larga data.

“Estamos aquí, pero esto es para decirle a los tres órdenes de gobierno que hoy se acerca un día más del Día de las Madres, y que nosotras no tenemos nada que festejar. Nuestra búsqueda de demanda y justicia por encontrar a nuestros hijos sigue a diario, pero esta vez salimos a las calles a visibilizarlo”, expresó.

En el tema de la desaparición, Lourdes Herrera resaltó que la Fiscalía de Personas Desaparecidas ha tenido resultados únicamente en casos de búsqueda por desprendimiento familiar, y no en los casos de larga data o de contextos de desaparición en medio de la ola de violencia, que en su organización suman a más de 300 familias.

Durante la visita que realizaron también al Centro Regional de Identificación Humana, los miembros de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México, pidieron a la titular Yezka Garza, dar resultados de identificación a la brevedad, y no sumarse a la simulación de otras instituciones, que manifiestan “han apostado a su cansancio”.

“Aquí venimos a exigir identificaciones de calidad, certeras y entregas dignas a las familias. Nuestra búsqueda es de vida, pero sabemos que muchos corazones ya no laten. Aunque sabemos que muchos de nuestros desaparecidos van a ser identificados de esta manera, es regresar la vida misma a la familia que los espera en casa. Se debe atender la emergencia forense en Coahuila y que es generalizada en todo el país”, expresaron.

En ese sentido, la madre de Brandon Acosta, niño desaparecido hace más de 10 años en Ramos Arizpe, hizo énfasis a la sociedad en que se solidaricen, pues la lucha que han emprendido a lo largo de este tiempo es para que nadie más en la sociedad sea víctima de desaparición y hacer que el Estado Mexicano brinde las garantías de no repetición.

Las manifestaciones permanecerán hasta los siguientes días y culminarán en una nueva manifestación el próximo 10 de mayo.